MagiaInterior.com: Descubre los Secretos que Hay en Ti


Superstición de la lechuza


En muchos países, ver volar una lechuza u oír su canto es de mal agüero, con frecuencia considerado un anuncio de muerte. Probablemente, las creencias que rodean a esta inofensiva ave tienen su razón de ser en sus costumbres nocturnas y su grito inquietante.

Se cree que mirar dentro del nido de una lechuza puede cambiar el carácter: quien ose hacerlo será melancólico el resto de su vida. En general, el grito de la lechuza protagoniza muy variadas supersticiones. Además de señal de mala suerte, enfermedad o muerte, este triste sonido está siempre relacionado con hechos tradicionalmente considerados negativos. En la campiña inglesa se dice que el grito de la lechuza anuncia la pérdida de la virginidad de una muchacha del lugar; en la francesa, en cambio, parece que anuncia la muerte de un amigo. En Alemania, cuando nace un niño se le desea que no oiga el inquietante sonido, porque en ese caso la vida del recién nacido será desgraciada. No, olvidemos además, que la lechuza era sagrada pata Atenea (diosa griega de las artes y las ciencias) y era el animal protector de la ciudad de Atenas. Pero muy pronto, al igual que otras aves nocturnas como el búho y el mochuelo, el aura positiva se convirtió en la funesta y malvada que le han acompañado hasta hoy.

Foto Superstición de la lechuza

Un breve pasaje extraído de las Metamorfosis de Apuleyo (siglo II) es especialmente ilustrativo de la actitud hacia estas aves nocturnas, consideradas presagio de muerte:

Vemos bien que cuando los búhos se meten en una casa, inmediatamente se capturan y sujetan con clavos a las hojas de las puertas. Se hace así para que expíen con su suplicio las desgracias que amenazan a las familias con su vuelo de mal augurio.

Lamiae, maleficae y striges

A la demonización del ave nocturna pudo contribuir su relación con el universo de las brujas, especialmente evidente en la cultura antigua. Lamiae, maleficae y striges eran términos utilizados para indicar a mujeres dedicadas al maleficium, con características que se volverán a encontrar, en parte, en la bruja medieval. Las striges, en particular, eran consideradas capaces de convertirse en pájaros para cometer sus atrocidades. De hecho, el strix era un pájaro nocturno envuelto en un simbolismo oscuro e inquietante.

También Lamia, la mítica amante de Júpiter, estaba dotada del poder de transformarse en animal. Según el inquisidor Bernardo Rategno da Como, el término strix derivaría de Estigia, la mítica laguna infernal.

Califica este Artículo
3.33 / 5 (3 votos)



Categoría: Supersticiones.

«
»


Tablón de Sueños y Relatos



Deja un comentario







Tablón de Sueños y Relatos