Acciones arriesgadas de la superstición


Hay algunas acciones a las que atribuimos, por motivos seculares y a veces inexplicables, efectos mortíferos. Se trata de creencias que provienen, en la mayoría de los casos, del valor simbólico de la acción, pero que pueden derivar de tiempos muy lejanos y haber sido, por ejemplo, la causa de grandes desgracias. En estos casos, la superstición nace de un uso especial de un cierto objeto que normalmente se considera completamente inocuo. En ocasiones, las causas deben buscarse en el miedo a que determinados actos desencadenen efectos sobrenaturales, porque pondrían en marcha la «ira divina» infringiendo tabúes milenarios.

Acciones arriesgadas de la superstición Supersticiones

Así pues, queda claro que el mecanismo destinado a alimentar estas supersticiones se funda en la certeza de la existencia de un equilibrio gobernado por reglas precisas, cuyo no cumplimiento provocaría efectos a menudo dramáticos.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Supersticiones.






Deja un comentario