Chakra soma


Forma del yantra

Luna creciente de color plateado en un loto de color blanco azulado. El chakra soma también recibe el nombre de chakra amrita; tanto soma como amrita quieren decir «néctar». Es un chakra con un loto de doce pétalos (algunas escrituras indican dieciséis), en cuyo centro descansa la luna creciente, la fuente del néctar. Este néctar llega a la luna desde kamadhenu, la vaca que cumple los deseos. El néctar está siendo sorbido constantemente del nirjhara gupha, o bhramara grupha. El espacio hueco que hay entre los hemisferios gemelos.

Tres nadis: ambika, lambika y talika, junto con kamadhenu, son las cuatro fuentes del néctar. En su curso natural este néctar fluye hacia abajo, y cuando llega al chakra manipura es quemado por la energía del plexo solar. Con la práctica del khechari mudra, los yoguis pueden bloquear el flujo descendente de este néctar mientras gozan de los sonidos sutiles del nada meditando en el loto de ocho pétalos del chakra kameshvara (otro chakra menor interior al séptimo). Aquí los tres nadis, vama, jyeshtha y raudri, forman el triángulo akatha, bien conocido por los yoguis. Dentro del triángulo se sientan kameshvari y kameshvara en unión eterna, cubiertos de pétalos de loto blancoazulados.

Chakra soma Los Chakras

Triángulo akatha

Esta forma es una combinación de tres energías: brahmi es la energía del creador brahma; vaishnavi, del conservador vishnú; y maheshvari, del destructor maheshvara, señor de señores, el propio shiva. Estos tres shaktis fluyen a través de tres nadis: vama, jyeshtha y raudri, que forman el triángulo aka thfa. El mismo triángulo hecho por los tres mismo nadis existe En el chakra muladhara, donde shiva toma la forma de svayambhu lingam y shakti tiene la forma de una serpiente enroscada alrededor del lingam. Los nadis vama, jydeshtha y raudri se corresponden con brahmi, vaishnavi y maheshvari, respectivamente. Estas energías forman los tres aspectos de la conciencia: el conocer, el sentir y el hacer de lo que emana el summum bonum de la vida humana: la verdad, la belleza y la bondad. La realización de la verdad (satyam), belleza (sundaram) y bondad (shivam) en todas las formas de expresión es el objetivo supremo de la vida, e incorporarlo a la propio conducta es el estado más alto de realización.

Deidades

Kameshvara y kameshvari. Kameshvara es el propio señor shiva. Es el señor del principio del deseo (kama, «deseo»; ishvara, «señor»). El es el que se sienta por encima del famoso triángulo tántrico flklitha, y a quien desea encontrar devi (adya, kundalini, kula, tripura sundari, tripura y kameshvari); kameshvari se sienta en muladhara como una energía dormida. A través del estrecho conducto del nadi brahma se precipita para conocer a su señor, kameshvara, utilizando cualquiera de los cinco movimientos. Dando la vuelta a los pétalos de todos los lotos de los distintos chakras, llega al más alto para conocerlo. Kameshvara es descrito como la más hermosa de las formas masculinas.

Está sentado como un yogui, pero en un abrazo eterno con su amada tritura sundari, que es kameshvari, la más hermosa mujer de los tres mundos (tri, «tres»; pura, «planos, mundos»; sundari, «hermosa»). Kameshvara recibe también el nombre de urdhvareta (urdhva, «hacia arriba»; reta, «corriente, fluyente»), por su capacidad de atraer hacia arriba la esencia del líquido seminal, por medio de sushumna; él es el señor del conocimiento del movimiento ascendente de la energía. El tantra vamachara («mano izquierda») proporciona una descripción completa de este proceso del movimiento ascendente, y afirma que éste es el lugar a donde debe llevarse la semilla; allí, la semilla típica masculina (bindu) se une con la energía femenina lunar, y la unión interior y exterior se convierte en tantra (conciencia expandida), porque es una combinación de bhoga y yoga, es decir, de gozo y separación. Kameshvara concede el poder del movimiento ascendente y la retención de la semilla; por eso la meditación en kameshvara hace que el ego remita, y el yogui sentado en el chakra soma goza del brahmananda (éxtasis de brahman). Kameshvari está ahora en paz, unida a su amante. Ya no es la serpiente furiosa que exhala fuego, pues de pronto ha despertado de su sueño.

ASPECTOS DE LA CONCIENCIA

Vama

Volición (Iccha) Sentimiento Sonido sutil (Pashyanti) Creación Brahmi
Jyeshtha Conocimiento (Jnana) Conocimiento Sonido intermedio (Madhyama) Conservación Vaishnavi
Raudri

Acción
(Kriya)

Acción Sonido articulado (Vaikhari) Disolución Maheshvari

Efectos de la meditacion: el que medita sobre este chakra y detiene el flujo descendente de este amrita o néctar —ejecutando el khechari mudra (khe, «el éter»; chari, «en movimiento»)— se vuelve inmortal en este cuerpo físico. Puede detener el proceso de envejecimiento, permaneciendo así para siempre joven y lleno de vitalidad y resistencia. Obtiene la victoria sobre la enfermedad, la decadencia y la muerte y goza de una bendición eterna por medio de la unión de shiva y shakti, que es el objetivo último del yoga kundalini. El khechari mudra mejora el flujo ascendente de la energía, y el yogui puede permanecer en gagana mandala, o shunya mandala, «el vacío», es decir, el espacio hueco que hay entre los hemisferios gemelos, conocido como la décima puerta del cuerpo. Está localizado dentro de sahasrara, el séptimo chakra.

El chakra soma está por encima del ajna y por debajo del kameshvari. El chakra soma se localiza en alineación con la parte central de la frente y es la sede del soma (la luna), amrita (néctar) y kamadhenu. El color de kamadhenu es blanco; su rostro es el de un cuervo; su frente es ahamkara (ego); y sus ojos son humanos, de naturaleza bráhmica. Tiene cuernos de vaca, cuello de caballo, cola de pavo real y alas de cisne blanco (hamsa).

Califica este Artículo
1 / 5 (1 votos)

Categoría: Los Chakras.






Deja un comentario