Diagnóstico de los hechizos


Antes de empezar a diagnosticar y determinar qué solución necesita, hay que averiguar si se trata de un hechizo o de un mal de ojo. El buen mago con bondad sabe distinguir perfectamente el mal de ojo y el hechizo a simple vista, a pesar de que existen técnicas para averiguar si existe el hechizo en una persona: de ellas hablaremos más tarde. Como la situación de crisis se ha generalizado en los últimos tiempos, la creencia en la magia ha tenido un resurgimiento importante debido a que es más fácil atribuir culpabilidad de las cosas a algo o a alguien que pensar que pasan porque se permite que pasen.

Por otro lado, este mismo hecho ha provocado la industrialización de la magia y muchos de los que se hacen llamar magos (hay que distinguir entre mago y hechicero. El primero es el que trabaja con fuerzas benévolas y el segundo el que lo hace con las fuerzas del mal), en realidad son hechiceros y si no es así, porque esta no sea su intención final, el hecho de haberse hecho jugadores de algo que no conocen, hace que trabajen con las fuerzas del mal. Por eso, en caso de necesitarlo, hay que ir con cuidado al elegir a la persona que se encargue de librarnos de un hechizo porque podría hacer que saliéramos más perjudicados de lo que ya lo estábamos.

Diagnóstico de los hechizos Hechizos

Otro factor importante, a tener en cuenta en este campo, es la locura en la que caen muchas personas que se creen hechizadas pero que en realidad no lo están. Se trata de gente que se sugestiona de que está hechizada por alguna razón que muchas veces no conocen ni ellos mismos pero que, en cualquier caso, no pertenece al terreno mágico sino a uno mucho más tangible pero no por ello tan alejado de ella: la psicología. Muchas personas con falta de afecto, o que necesitan llamar la atención inconscientemente, o que sienten que todo el mundo está dispuesto a hacerles daño, se inventan que están hechizadas para justificar su estado de ánimo y para conseguir la atención y el cariño de los demás. Como se ha dicho más arriba, existen métodos para averiguar si una persona está hechizada o no. En realidad se trata de ritos no muy difíciles de conducir y muy útiles en caso de apuro.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Hechizos.






Deja un comentario