Diario de runas


La práctica de las runas requiere constancia. Leerlas, interpretarlas, meditarlas y visualizarlas te dará información de primera mano acerca de sus significados.
Llevar tu diario de runas te resultará útil para hacer crecer tus conocimientos. Hay dos tipos de diarios que puedes alternar:

Diario de crecimiento espiritual

Consiste en la sacada de una sola runa por día que no tendrá fines interpretativos: la obtendrás para meditar sobre ella, visualizarla, y cargarla con tu energía. Posteriormente, en un cuaderno o conjunto de hojas, anotas el día y la hora y lo que sentiste al meditar. Deja fluir en tu ser todo lo que deseas que en ese diario quede consignado. No te limites. Al final, escribirás una oración a esa runa. Esa oración puede ser de tan solo una frase, pero será de tu inventiva y quedará exclusivamente para esa runa. Mantén tu cuaderno cerca para poder expresar los pensamientos que a lo largo de tu jornada te presenten intuiciones acerca de los significados subyacentes en tu runa del día.

Diario de runas Runas

Diario de guía

Se lleva tanto en tiempos difíciles, como en tiempos florecientes en los que deseas meditar. Es el diario en el que registrarás la guía que las runas te dan. En el rito de consagración debes incluir, además de todos los otros elementos, el diario. Desde ese día te comprometerás por períodos de un mes a realizar, diariamente, un lanzamiento de runas. Realiza tu tirada por una pregunta específica o simplemente pidiendo guía para el presente. No busques interpretarlas por ahora: simplemente entona el canto de invocación de cada runa sacada y posteriormente describe en tu diario tu estado de ánimo ese día y las circunstancias que te rodean. Por la noche, o a la mañana siguiente, sí realiza una interpretación de la manera en que crees que se manifestó la fuerza de las runas en el día que pasó. Hallarás verdaderas lecciones en este análisis.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Runas.






Deja un comentario