Distintos tipos de símbolos en los sueños


Simbolos cambiantes

De vez en cuando podemos encontrarnos con un símbolo que cambia y cuya representación pasa de un objeto a otro o de una persona a otra. Este tipo de transición significa a menudo cómo una persona, cualidad o característica puede conducirnos a otra; también designa a veces la conexión entre un tipo de actitud o acción y sus efectos últimos. Puede desvelar las relaciones o las causas entre una acción y otra, y demostrar cómo una cosa, cualidad o acti­tud —si continuamos por ese camino— podrá provocar otras situaciones o problemas que ni queríamos ni esperábamos. Unas veces las transiciones indican lo que es probable que pase, mientras que otras nos enseñan cómo provocar un cambio en una situación desagradable que nos lleve a otra de nuestro agrado.

Por ejemplo, es posible que soñemos que estamos hablando con alguien a quien consideramos amable y cordial, pero que después de tomar una copa o dos se convierte en un lobo gruñón o en un oso viejo y refunfuñón. ¡Esto podría perfectamente Indicar lo que nos ocurre a nosotros cuando bebemos! Así que vigile atentamente estos símbolos cambiantes para ver qué dirección toman los acontecimientos.

Distintos tipos de símbolos en los sueños Interpretación de los Sueños

Los objetos en los sueños pueden ser sencillamente descriptivos y pre­tender enseñarnos algo; si es así, actúan como si se tratara de calificativos para describir el símbolo, la acción o los sentimientos principales. Debemos poner especial atención en los sentimientos cambiantes y las emociones que de éstos derivan.

SÍMBOLOS AMPLIADOS

Cualquier elemento que aparezca ampliado en el sueño, por norma general, ha sido acentuado o exagerado para darle importancia. Por ejemplo, una taza de café muy grande puede estar sugiriendo que tomamos demasiado café. De la misma manera, cualquier cosa desproporcionada en tamaño o forma sería un énfasis sobre el objeto o la situación para que prestemos nuestra atención al hecho de que está desequilibrada y necesita corregirse, ajustarse o adecuarse.

SÍMBOLOS EXCEPCIONALES

Generalmente, hay un símbolo excepcional en todos los sueños. Una buena costumbre es dibujarlos o escribirlos en los márgenes de nuestro diario o en algún sitio especial de fácil acceso, ya que son importantes y a menudo llegan a ser reiterativos.

SIGNIFICADOS ARBITRARIOS

Debemos ser cautelosos con los libros sobre sueños que nos ofrecen signifi­cados tópicos como «las arañas significan mala suerte» o «los osos significan hibernación». Podría ocurrir que así fuese, pero podría también tener una docena de significados distintos. Un oso puede simbolizar algo que tenemos que soportar, nuestra autoridad, la paciencia, algunos hechos ocurridos, el mal temperamento, el mal aliento, etc., según el resto del sueño. El punto principal es: ¿Qué significa para nosotros? Cuando trabajemos con los símbo­los de los sueños, debemos pensar en qué asociamos con esa palabra, qué recuerdos, sentimientos, ideas, sentimientos de culpabilidad o experiencias nos evoca. Debemos preguntarnos: ¿Cómo relacionamos esto con lo que hemos pensado, sentido, programado o hecho últimamente?

Hay que ser consciente de que los sueños suelen estar relacionados con los hechos y problemas del día anterior, a menos que hayamos formulado una pregunta específica.A menudo sugieren maneras nuevas y creativas para saber cómo afrontar situaciones o señalan la causa principal o cualquier fac­tor que juegue un papel importante en una dificultad actual.

Raramente soñaremos con cosas que dominamos, aunque sí con las áreas de nuestra vida que más necesitan una reorientación por nuestra parte. La mayoría de los sueños nos cuentan nuestros problemas, metas, estado de salud o preocupaciones físicas con el propósito expreso de conducirnos a niveles altos de plenitud y perfección. La práctica regular de la meditación nos ayuda muchísimo en estos procesos, especialmente en el crecimiento espiritual y en la memorización de los sueños.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Interpretación de los Sueños.






Deja un comentario