¿Dónde vamos realmente cuando soñamos?


Según la sabiduría de la Antigüedad, en nuestros viajes astrales no sólo vamos a otros países, sino incluso a otros planos de existencia y a otros planetas.Ya habrá notado que la palabra astral significa «estrella»; por consiguiente, viaje astral significa «viaje a través de las estrellas».

Yo misma puedo recordar numerosas ocasiones en las que, al despertar­me, he exclamado: «¡Bueno, ya estoy de vuelta!»; siempre de mala gana y con desilusión. ¡Está claro que el lugar del que venía era bastante más bello e interesante que aquel al que volvía! Esto me recuerda una anécdota que me gustaría compartir con usted.

¿Dónde vamos realmente cuando soñamos? Interpretación de los Sueños

Yo estaba pasando por un momento muy difícil de mi vida; llevaba como podía todos mis asuntos. En realidad, dormir parecía ser la única forma posi­ble de reposo; pero siempre que al hacerlo me hallaba en un lugar tranquilo y apacible, acababa llegando la hora de regresar al mundo real…, y volvían todos los problemas. Recuerdo con toda viveza cómo golpeaba con rabia los pilares de mármol y me negaba con tozudez a dejar los planos celestes; no quería volver a la Tierra. Pero, en una ocasión, sentí una repentina fuerza angelical que me empujaba por la espalda, lo cual me despertó súbitamente: me hallé en la cama confundida y asombrada de que ellos pudieran hacer cosas como ésa (¡cómo podían hacerlas?)… ¡también asombrada de mí misma! (El apóstol San Pablo escribió acerca de estos «cielos» en su carta a los Corintios 12,2.)

 

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Interpretación de los Sueños.






Deja un comentario