El Aura naranja en las personas


También llamado anaranjado, es el color de la comunicación, de las personas que nos informan o que difunden noticias. Es el color de la  inspiración, es absorbente y eleva a las personas a otras categorías.

Es señal de poder y representa la persuasión y la habilidad para controlar a los demás, llevándolos para la dirección que nos interese. Son sociables y muy activos. Conocen a todo el mundo y siempre se encuentran en los lugares de moda.

Son buenos organizadores de eventos, tienen un buen gusto, son buenos entretenedores y animadores. Pueden manejar varias cosas a la vez con gran precisión. Son muy diplomáticos y tienen mucho tino.

El Aura naranja en las personas El Aura

Conservan grandes amigos por años y son sinceros siempre.

Tienen sentimientos profundos y nobles, pero son vulnerables y se pueden volver muy sensibles. Se adaptan con rapidez y facilidad al cambio, no tienen problemas de flexibilidad y de hecho les agrada el cambio de planes. Son rápidos y tienen una mente moldeable. Tienen muchos sueños y son ambiciosos en cuanto a ellos, no a los temas materiales.

Se manejan muy bien en equipo y pueden desempeñar cualquier rol en un grupo, le temen al conflicto y lo evitan a toda costa, distendiendo los ambientes. Son cariñosos y amables, se muestran cordiales y receptivos con los desconocidos. Sus objetivos son ayudar a los demás ante todo.

Su talón de Aquiles se encuentra en que deben sentirse útiles, buscando trabajos en los que sea una pieza clave, en donde se sienta imprescindible y querido. Si nos aparece como color secundario, refleja que la persona está pasando por una etapa en que buscan su centro, encontrando el amor y la comprensión en sus seres queridos y en su familia. Se sienten en plena armonía e irradian paz a raudales.

Se vuelven serviciales y no pueden estar quietos sin ayudar. Su aura puede ser naranja claro o brillante. Si la persona es orgullosa de su inteligencia, el aura se muestra anaranjada brillante.

Si es soberbia, se vuelve un poco rojiza y si es recatado en su admiración propia, se vuelve oro envejecido. Si la persona es muy comunicativa, se aprecia un halo dorado, denotando su espiritualidad.

Si la persona piensa en el naranjo puede atraer pensamientos positivos que le enseñarán sobre su poder para controlar a los demás e influirlos de manera positiva. Si el aura es negativa, la persona se puede apreciar como manipuladora en la consecución de sus deseos.

Se vuelve egoísta y pierde el deseo de ayudar a los otros, de hecho se torna poco sociable. Incluso se puede apreciar como una persona superflua y frívola. También se puede pasar al extremo de la sensibilidad y mostrarse emotivo en exceso, irritable e insoportable.

O al contrario, ser tímido, reprimido y distante por miedo a los demás. Si aparece como color secundario, la persona estará en una etapa más antisocial, con una necesidad profunda de soledad y con mucha rabia acumulada. No quieren que nadie se acerque, se sienten invadidos y molestos con todo y con todos.

Quieren lograr sus sueños y que nadie se interponga en ellos. No quieren mezclarse con nadie y menos comprometerse a ser solidarios. El aura se puede apreciar de color oscuro o rojizo.

Califica este Artículo
4.33 / 5 (12 votos)

Categoría: El Aura.






Deja un comentario