El día de los inocentes


Este día se celebra en España el 28 de diciembre, aunque en otros países de Europa (como Francia e Italia) se celebra el día 1 de abril, y se conoce como el «pez de abril», porque se acostumbra a colgar una figura de un pez en la espalda de los inocentes (es decir, el equivalente del muñeco que se pone en España). Esta costumbre de gastar inocentadas tal vez tiene su origen en el siglo v y en una tradición en la que los monaguillos, en las fiestas navideñas, solían elegir un falso obispo y satirizaban ritos y personajes del cristianismo.

Hoy en día, el 28 de diciembre se celebra gastando todo tipo de bromas, y hasta los medios de comunicación se hacen eco de la celebración incluyendo en sus páginas o en sus reportajes gazapos y falsas noticias que generan todo tipo de debates sobre su autenticidad entre los más incautos receptores.

El día de los inocentes Supersticiones

Sabemos que en general las inocentadas que se solían gastar en esta fecha consistían en hacer correr a alguien de un lado a otro, a menudo con encargos sin ningún sentido práctico. En varias localidades, el 28 de diciembre se mandaba a los más crédulos a buscar objetos imposibles y se les animaba a llevar a cabo acciones irrealizables: buscar una cuerda para atar el viento, un bastón con un único extremo, un lucio sin espinas, vinagre dulce, la piedra para afilar el pelo. Como se evidencia de esta lista, son numerosos los «orígenes» de la inocentada, la mayoría imposibles de determinar, si se tiene en cuenta la auténtica dificultad de llegar a identificar una única característica que esté completamente ligada a la especificidad del mito.

El intento de remontarse al origen de una tradición, presente en ámbitos demasiado amplios, en realidad no sólo no ha convencido nunca a los investigadores modernos, sino que ha dejado insatisfecho también al depositario de la cultura local, que siempre ha buscado una oportunidad para dar una fisonomía autóctona a un mito en el que no se conocía con precisión la génesis ni quizá la función.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Supersticiones.






Deja un comentario