El inquisidor Nicolás Eymerich


Nicolás Eymerich (13201399), dominico español e inquisidor de Aragón, en su conocido Directorium inquisitorum (1376) proponía una serie de indicaciones para reconocer a los fieles de Satanás, cegados por sus prácticas supersticiosas entregadas al mal y al pecado. Esta es su interpretación:

Los adivinadores heréticos o nigromantes o invocadores del diablo —que es lo mismo— poseen signos exteriores comunes. En general, debido a las visiones, apariciones y conversaciones con los espíritus del mal, tienen el rostro astuto y la mirada oblicua. Se ponen a adivinar el futuro, incluso de cosas que dependen únicamente de la voluntad de Dios o de los seres humanos. La mayoría lo hacen por medio de la alquimia o la astrología. Si se conduce alguno ante el inquisidor acusado de nigromancia, o el inquisidor ve que es un astrólogo o un alquimista o un adivino, dispone de un indicio cierto: todos los adivinos son, manifiesta u ocultamente, adoradores del diablo.

El inquisidor Nicolás Eymerich Supersticiones

También los astrólogos y los alquimistas, porque cuando no consiguen sus objetivos piden consejo al diablo, lo imploran y lo invocan. Y al implorarlo, evidentemente lo veneran.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Supersticiones.






Deja un comentario