En la azotea de mi casa meditando para comunicarme con los extraterrestres


Estaba en la azotea de mi casa en una colina, meditando sobre cómo comunicarme con los E.T. O ver un OVNI, la noche estaba fresca y despejada, en el cielo podía ver tantas estrellas que pensaba en lo afortunada que era al poder contemplar tanta hermosura, cerré mis ojos y fije mi atención en mi meditación, un rato después los abrí y frente a mi había un ser extraordinariamente bello y sobre él muy cerca estaba una nave circular sostenida en el aire, él sonriendo y sin pronunciar palabras físicas me dijo extendiéndome su mano, vente; mi corazón se paralizo de emoción, pero pensé en mi hija que estaba en otra ciudad y le dije si pero vamos por mi hija y él respondió NO HAY TIEMPO, se quedo un rato más esperando mi decisión pero no quería irme sin ella, así que tuve que elegir entre hacer realidad mi sueño de toda una vida o quedarme por mi hija, él entendió que no me iría sin ella, sin decir nada más ni siquiera despedirse giro se monto en la nave y se fue, llore amargamente por mucho tiempo pues comprendí que era mi única oportunidad!

Solo espero estar equivocada.

Esa experiencia me sirvió para darme cuenta que ellos se nos presentan con la forma y el tamaño que los imaginas.

Aun hoy en día sufro por no haberme ido en ese momento.

Sana Vida

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Tablón de Relatos.






Deja un comentario