Extractos de escrituras hindúes sobre las diversas partes del Pratyahara (retiro)


Los órganos de los sentidos y de trabajo deben retirarse a manas (mente de los sentidos) y manas debe ser absorbido en el jnanathman (conciencia). (Kathopanishad, 1.3.13 )

Los sentidos deben ser controlados por la voluntad interior al hrit (el loto de ocho pétalos que hay dentro del chakra del corazón; es decir, ananda kanda o el corazón espiritual). (Shvetashvataropanishad, 2.8)

Con la mente concentrada, los sentidos deben ser controlados en su raíz, los chakras. (Trishikhibrahmanopanishad, sección de mantras 115)

La mente debe retirarse concentrándose en los dieciocho adharas (puntos vitales) uno tras otro, en el orden siguiente, mientras se practica el kurnbhaka (suspensión de la respiración):

  1. Dedo gordo del pie.
  2. Tobillo.
  3. Pantorrilla.
  4. Rodilla.
  5. Muslo.
  6. Ano.
  7. Genitales.
  8. Región abdominal.
  9. Ombligo.
  10. Corazón.
  11. Muñeca.
  12. Codo.
  13. Cuello.
  14. Punta de la nariz.
  15. Ojos.
  16. Raíz del paladar.
  17. Espacio central del entrecejo.
  18.  Frente.

A la retirada de los sentidos (indriya aharona) del objeto aplicando el poder de control (voluntad) se le da el nombre de pratyahara. (Darshanopanishad, 7.1-2)

Extractos de escrituras hindúes sobre las diversas partes del Pratyahara (retiro) Los Chakras

La respiración se debe suspender aplicando la concentración sucesivamente a los puntos siguientes:

  1. Raíz de los dientes.
  2. Cuello.
  3. Pecho.
  4. Ombligo.
  5. Base de la columna, es decir, la región de kundalini.
  6. Muladhara (región del cóccix).
  7. Cadera.
  8. Muslo.
  9. Rodilla.
  10. Pierna.
  11. Dedo gordo del pie.

Los antiguos yoguis llamaban a esto pratyahara. (Darshanopanishad, 7.5-9)

El control de la mente con respecto a los objetos sensorios es el pratyahara. (Mandalabrahrnanopanishad, 1.7)

La retirada de los sentidos de sus objetos respectivos hacia los que por naturaleza se sienten atraídos se llama pratyahara. (Yogalattusopanishad, 68.69)

El, pratyahara es la retirada de los sentidos de sus objetos, considerando las imágenes sensorias como Dios, abandonando los frutos de las acciones, apartándose de todos los objetos, y sosteniendo la atención concentrada en los diecioch adharas en la sucesión siguiente, en orden ascendente y descendente:

  1. Pie.
  2. Dedo gordo del pie.
  3. Tobillo.
  4. Pierna.
  5. Rodilla.
  6. Muslo.
  7. Ano.
  8. Genitales.
  9. Ombligo.
  10. Corazón.
  11. Cuello.
  12. Laringe.
  13. Paladar.
  14. Ventanas de la nariz.
  15. Ojos.
  16. El espacio central del entrecejo.
  17. Frente.
  18. Cabeza. (Shandilyopanishad, 8.1-2)

Las fluctuaciones de la mente están producidas por los deseos; cuando los deseos son controlados por el pratyahara, la mente se aquieta y se concentra en Dios. (Rudrayamalatantra, parte 2, 24.137)

La mente conectada con los sentidos y sus objetos es irresistible, firme, difícil de controlar y no desea obedecer; retirarse de ella con el poder de la voluntad recibe el nombre de pratyahara. Con la práctica del pratyahara el yogui se aquieta y es capaz de concentrarse profundamente. Eso le conduce al yoga. (Rudrayamalatantra, parte 2, 27.28-30)

En el kumbhaka (suspensión de la respiración), la mente debe concentrarse, empezando desde muladhara hasta los otros chakras, paso a paso: a esto se le llama pratyahara. (Tantrarajatantra, 27, 70)

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Los Chakras.






Deja un comentario