Feng shui: el baño


Se considera como un espacio de de purificación y en donde se da la dualidad de público y privado.

En él predomina el elemento agua, lo que dificulta el paso suave y libre de la energía. Lo recomendable es que sea un espacio alejado de los espacios de uso común de la casa. El sureste y este corresponden a los puntos cardinales más favorables para ubicar el baño.

Se escoge por la cantidad de sol que recibe, elemento que ayuda a contrarrestar la gran humedad que se genera en este espacio, que idealmente debería tener al menos una ventana hacia el exterior.

Se cree que su puerta no debería dar hacia la cocina, ni menos divisarse desde el comedor o la sala de estar. Su tamaño también se recomienda que no sea demasiado grande, lo suficiente para que los artefactos no queden demasiado juntos y para que la bañera y el excusado queden cerca de la ventana.

Feng shui: el baño Feng Shui

Es recomendable que el excusado y la tina no queden próximas y si lo hacen deben ser separadas por una cortina o una planta.

También se recomienda sacar todas las cosas que no tengan que ver con el aseo personal, es decir, sacar la tabla de planchar, el recipiente de la ropa sucia, el secador de ropa o tendedero, los medicamentos, etc.

Tampoco se recomienda el desodorante ambiental, sólo se deben usar fragancias naturales.

Los espejos también son elementos críticos porque no se deben tener más de dos y tampoco se deben dejar las paredes despejadas.

Nunca la ducha debe estar sin cortina y tampoco deben faltar objetos decorativos.

Las toallas usadas no se deben dejar en el piso y el papel higiénico no debe quedar en el suelo o el jabón suelto.

Algunas casas tienen el excusado separado del resto del baño, esto le brinda mayor protección a la energía.

Si las paredes del baño colindan con otras habitaciones, se deben instalar en los muros compartidos muebles o closets que aíslen este espacio del resto de las habitaciones.

La incorporación de muebles no es muy recomendable, porque se debe mantener el espacio muy despejado, como máximo se pueden guardar toallas secas.

Las ventanas no deben tener cortinas gruesas, quizás una persiana delgada que ayude a filtrar la luz.

La iluminación debe ser importante, no deben quedar espacios oscuros en ella, si ingresa luz por las ventanas de todas maneras se debe poner luz artificial.

Este debe ser un espacio muy ventilado, en donde no se permita la acumulación de humedad, lo que hace que se estanque la energía y no fluya con naturalidad.

Los colores deben ser elegidos con cuidado, se deben privilegiar el blanco opaco, los tonos cremas, azules claros o pueden ser oscuros combinados con otros tonos claros que aporten luminosidad.

Las paredes deberían ser lisas para que no le den mucha potencia al Yang.

Es ideal que el excusado no se vea al abrir la puerta, debe quedar oculto a la vista, de manera lateral es lo recomendable, porque el efecto negativo del desagüe debe ser contrarrestado o acotado.

El uso de adornos que nos rememoren el agua o el mar, es recomendable si se dosifican y se alternan con otros como los que evoquen a la madera.

Otro punto importante es que la cabecera de la cama no quede hacia el baño, lo que es bastante común en los dormitorios en suite.

O también es ideal no dormir bajo o sobre un baño, lo mismo corre para la cocina, tampoco debe estar cercana a la sala de baño.

Un punto en discusión es si la tapa del excusado debe permanecer cerrada o abierta, algunos postulan que debe estar siempre cerrada para evitar que se devuelvan las energías negativas.

Si el baño se ubica frente a la cocina, se pueden ver amenazadas nuestra prosperidad y abundancia.

Algunos expertos recomiendan instalar al medio del corredor entre ambos, una bola de cristal o un vidrio que simbólicamente divida los espacios.

El uso de alfombras pequeñas es recomendable dependiendo del material, no se aconsejan de telas muy livianas, deben ser mullidas para suavizar la dureza del piso.

No se recomienda cubrir la tapa y el estante.

La puerta del baño debe permanecer siempre cerrada, para evitar el flujo del elemento agua hacia otros espacios de la casa.

También se pueden incorporar otros elementos al baño para armonizarlo, se puede añadir fuego con jabones, plantas y aromas.

Debe ser usado en justa medida porque puede romper la armonía del hogar.

También se puede incorporar el fuego a través de calefactores, ventiladores o iluminación artificial.

El colorido también es un aporte que se puede usar con mezclas rosadas o lilas, las que pueden ser combinadas con otros tonos como mencionamos anteriormente.

Del mismo modo como comentaremos en la cocina, se debe tener un exhaustivo control de las tuberías y de los desagües para evitar fugas indeseadas, que aporten humedad a la casa y que afecten la energía de otros espacios.

Califica este Artículo
5 / 5 (1 votos)

Categoría: Feng Shui.






Deja un comentario