Fijación ocular y rito de los cabellos para el diagnóstico de los hechizos


El examinador debe fijar la mirada en los ojos del supuesto hechizado. Si se ve reflejado en ellos, no habrá problema, pero si por el contrario no es así, será señal de que existe alguna energía que le molesta. Si las líneas del rostro de la víctima se ven endurecidas, entonces habrá que pensar que esa persona es presa de un mal de ojo.

Rito de los cabellos

Se queman tres o siete cabellos en una cerilla. Las cenizas que resulten de ellos se frotan con la mano derecha mientras se sostienen con la izquierda. Dependiendo de las figuras que formen, se sabrá si hay o no hay mal de ojo o hechizo.

Fijación ocular y rito de los cabellos para el diagnóstico de los hechizos Hechizos

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Hechizos.






Deja un comentario