Hechizo de amor


El procedimiento a seguir en los hechizos amorosos es distinto que en el de cualquier otro tipo de hechizo, puesto que la intención que persiguen estos hechizos también es distinta: en los hechizos de amor se va en busca del alma gemela. Ya en la introducción nos referimos a ellos, aclarando que aunque la intención de estos hechizos sea distinta y, quizá, más positiva que en los demás, este tipo de hechizos perjudican igualmente al operante puesto que se está aclamando las malas energías para conseguir un fin que huye de la voluntad del receptor.

El texto fundamental que habla sobre estos hechizos es el que lleva por título El pequeño Alberto y en él, aparte de venir muchos métodos mágicos para conseguir el amor, se justifican tales acciones: «No hay nada más natural para el hombre que amar y hacerse amar». La búsqueda del amado puede acontecer de dos modos distintos: a distancia o directamente. Para hacerlo directamente, hay miles y miles de recetas y es bastante fácil, así que nos centraremos en la búsqueda en el plano etéreo de nuestras vidas.

Hechizo de amor Hechizos

En la obra antes citada, se da el siguiente modo de proceder: «Vivid castamente al menos durante cinco o seis días, y el séptimo, que será el viernes, comed y bebed alimentos de naturaleza caliente que os exciten al amor y, cuando os sintáis en este estado, tratad de tener una conversación con el objeto de vuestra pasión y haced de modo que pueda miraros fijamente a los ojos al menos en el tiempo que dura un avemaría. Los rayos visuales se encontrarán y serán de este modo potentes vehículos de amor que penetrarán hasta el corazón: la mayor arrogancia y la mayor insensibilidad no podrán resistírseles.» De hecho, esta es la receta básica para los hechizos de amor. Si se siguen las instrucciones al pie de la letra, no tiene por qué fallar, a.no ser que la intención no sea propiamente amorosa y sea de otra índole.

Por ejemplo, si la intención que hay detrás de esta acción es puramente física o erótica no dará resultado puesto que para ser amado es preciso estar completamente compenetrado con el otro, tanto física como espiritualmente. Por otro lado, la falta de profundización y de concentración también pueden ser factores que ayuden al no cumplimiento de nuestros propósitos. Como se ha dicho anteriormente, la no total creencia en la efectividad de la magia, podría provocar resultados nulos o malos. Los astros, en muchas ocasiones, juegan un papel fundamental en lo que a relaciones amorosas se refiere.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Hechizos.






Deja un comentario