Hechizos para utilizar en mujeres


Para moderar el gran deseo de la acción de Venus en la mujer.
Redúzcanse en polvo el miembro genital de toro rojo y dése el peso de un escudo de este polvo en caldo compuesto de ternera, de verdolaga y lechuga ala mujer demasiado ansiosa, y no será más importunado; es más al contrario, ella tendrá aborrecimiento de la acción venérea.

Contra los aguijones o estímulos de la carne y para vivir castamente.
Sin embargo, los alimentos condimentados con lechuga y verdolaga sean muy útiles para amortiguar el ardor de la concupiscencia; no obstante, como no se hallan en todas las estaciones y que podría fastidiarse de este manjar a la imitación de los israelitas que se cansaban del maná del desierto, la naturaleza ha proveído de otros remedios; tomará pues polvos de ágata que pondrá en una faja de lienzo empapada en grasa de lobo, con cuya faja se ceñirá a la cintura; además de esto, el hombre llevará sobre sí un corazón de codorniz macho y la mujer el de codorniz hembra; pero tendrá más efecto si se lo envuelve en un pedazo de pellejo de lobo.

Hechizos para utilizar en mujeres La Magia Blanca

Para conocer si una jóven es casta o si ha sido seducida y engendrada.

I

Tomará jeais o jayet que reducirá en polvos impalpables, de los que hará tomar a la doncella del peso de un escudo; si ha sido seducida le será del todo imposible retener el orín y habrá de orinar inmediatamente; si al contrario ella es virgen retendrá su orín más que de ordinario.

El ámbar amarillo o blanco de que se hacen collares y rosarios, produce la misma prueba: sirviéndose de la misma preparación que del jeais o jayet; la semilla de porcelana, la hoja de bardana y la raíz reducidas en polvos y dadas a beber en caldo u otra bebida, sirven muy bien para la misma prueba.

II

Tome, con una hebra de hilo blanco, la medida del cuello de la doncella, después doblará esta medida y hará tener los dos cabos a la doncella con sus dientes; luego extenderá dicha medida para hacer pasar su cabeza en ella; si la cabeza pasa con demasiada facilidad, está ella corrompida; si pasa con dificultad, tengo por seguro que es virgen.

Para reparar la virginidad perdida
Tome tierra bendita de Venecia 15 gr., un poco de leche producida de las hojas de espárragos, 7 a 8 gr. de cristal mineral disuelto en jugo de limón o de ciruelas verdes, el blanco (la clara) de un huevo fresco con un copo de harina de avena; de todo lo cual se hace un bolo que tenga alguna consistencia y que pondrá dentro de la naturaleza de la muchacha desflorada, después de haberle jeringado con leche de cabra y untada con pomada de blanco rasis. No habrá practicado este secreto cuatro o cinco veces, que la muchacha volverá en estado de engañar la misma comadre que quisiera visitarla. El agua de magarza (matrigaria) destilada con jugo de limón, introduciéndola muchos días mediante una jeringa en las partes naturales de la muchacha, produce el mismo efecto, untando dichas partes con pomada como se ha dicho.

Para impedir que la mujer pueda fornicar
Los obligados a ausentarse por mucho tiempo de su casa y que tienen mujeres sospechosas y sujetas a fianza podrán, por su seguridad, practicar lo siguiente: tomar unos cabellos de la mujer y cortarlos menudos como polvo; después untar el miembro viril con un poco de miel buena y puestos los polvos de cabellos encima, se procede al acto venéreo con la mujer, y ella tendrá después muy grande aversión a este recreo. Si el marido quiere que vuelva de este aborrecimiento, tome de sus propios cabellos y córtelos en polvo como ha hecho con los de su mujer; después unta su miembro viril con miel y agalia, y cubierto con los polvos de sus pelos, procede al acto con gran satisfacción de su mujer.

Para restablecer la piel arrugada del vientre de mujeres jóvenes multíparas
Se compondrá una pomada con trementina de Venecia, leche de hojas de espárragos, queso blanco de vaca algo agrio y cristal mineral, después de haber restregado el vientre con esponja pequeña empapada en jugo de limón, se aplicará un parche de dicha pomada sobre el vientre: este secreto se reitera varias veces obteniendose así el efecto deseado.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: La Magia Blanca.






Deja un comentario