Historia de la numerología: Grecia


Detrás del famoso Teorema de Pitágoras se encuentra toda una escuela de pensamiento, ciencia y misticismo, una hermandad estricta, que consideraba el universo como una creación numérica.

Para los pitagóricos de la antigua Grecia, los números eran la expresión genuina del universo. Ciencia y religión sólo podían ir de la mano, ya que la divinidad se manifestaba en el movimiento de los cuerpos celestes, en la vibración de la música de las esferas y en la armonía de las proporciones.

Un ejemplo de esta unidad es el trianón, una figura sagrada, que expresa la triangularidad del número 10 en la suma de 1 + 2 + 3 + 4. Pitágoras consideraba el 10 un número perfecto y la síntesis de su enseñanza, a la vez que lo relacionaba con la transmigración de las almas. Según esta teoría vinculada a la reencarnación, que posiblemente adoptó en sus viajes a Egipto, el alma en su evolución toma los distintos cuerpos de todas las cosas que hay en el cosmos.

Historia de la numerología: Grecia Numerología

La geometría de Dios

Pitágoras concentró sus investigaciones en las formas geométricas en que los números pueden graficarse. El pentágono fue un importante símbolo religioso usado por él y sus seguidores. Se trata de una estrella de cinco puntas dibujada con cinco trazos rectos. El pentagrama es un símbolo de racionalidad y de perfección matemática, debido a todas las relaciones y proporciones de números enteros y de proporcionalidades áureas que contiene. Es, a la vez, uno de los símbolos más antiguos de la Tierra. Envuelto en un círculo, ha sido usado como talismán de protección. En él se concentran los cuatro elementos y el espíritu humano.

Para los pitagóricos, Dios es Uno. No tiene forma humana, sino que su cuerpo es una esfera y lo divino se expresa en el perfecto movimiento circular de los astros.

Califica este Artículo
2 / 5 (2 votos)

Categoría: Numerología.






Deja un comentario