Historia del Reiki


La energía Universal ya se empleaba en la primera civilización de Mú y la Atlanta, en esa historia Reiki era de todos.

En los primeros tiempos de la Tierra, que nosotros conocemos como Mú y eso no quiere decir que no hubo otras civilizaciones que tal vez todavía hoy no fueron descubiertas, Reiki se les daba a los niños, el primer nivel, más adelante en la adolescencia el segundo nivel, en cuanto al tercero, sólo lo recibía el que mostrara interés, en ese momento el tercer nivel era Maestría.

Luego esas civilizaciones abandonan el continente antes de su desaparición trasladándose al Tibet y la India llevando a Reiki con ellos; de esa manera quedan salvaguardados Reiki con sus símbolos.

Después, cambios telúricos destruyen primero a Mú y luego la Atlanta; eso llegó a provocar un cambio cultural, pero Reiki se salvó.

Historia del Reiki Reiki

La Divinidad Hindú, conocida con el nombre de Siva y que era femenina en su origen, se encarga de traernos el Reiki, siendo ella la que incorporó a los humanos los Símbolos, Reiki en nuestro código genético.

Buda, el salvador de la India nació en el año 620 antes de Cristo, hijo del Rey Gautana Sidhartha, el cual para darle protección y aislarlo de los peligros, lo tuvo recluido en palacio hasta su adultez; él escapó del palacio, de su jaula de oro.

Por primera vez vio la vejez, la pobreza, la enfermedad, la muerte, el sufrimiento y en ese momento, despertó en él su herencia kármica, que lo llevó a liberar del dolor a su pueblo.

Por tal motivo el padre deja sus riquezas y comienza a transitar por la vida sin un hogar, hasta que un día recibe el mensaje de la divinidad de cómo sanar a los enfermos.

Luego, el descubrir la Luz por parte del Buda hizo factible la iluminación a otros Budas.

Más tarde aparecen entidades Bodhisatvas (Salvadoras); esto quiere decir que ellas han alcanzado la iluminación y por consiguiente ya no necesitan la reencarnación; por lo tanto regresan al plano terrenal, para salvar a otros y ayudarlos a lograr la iluminación.

Las Salvadoras más conocidas son la Diosa china Kuan Yin llamada Kannon por los japoneses y la Tara del Tibet.

A comienzos del siglo XIX un japonés se propone averiguar cómo curaban Jesús y el Buda; eso lo logra en antiguos fragmentos de la cultura Sivaita en la India. Por lo tanto, ese japonés de nombre Mikao Usui trae a Reiki Tradicional. El era médico, decano de la universidad y sacerdote cristiano.

Mikao Usui se traslada a la India, y en viejos libros en sanscrito que había que interpretarlos y tenían una antigüedad de 2.500 años, él seguía estudiando para revelar los misterios de cómo sanaba Jesús, pese a que decía que el que sanaba no era Él sino su Padre Dios.

Al doctor Usui le llevan 10 años de estudio para llegar a la revelación. Luego, en los momentos cruciales hace un retiro espiritual al monte Curano donde pasa tres semanas de meditación, ayuno y oraciones.

La madrugada final de su prueba, en la hora más oscura, antes del amanecer, Mikao Usui vio llegar un rayo hacia él atravesándole el tercer ojo, que lo hiere; luego vio el arco iris y finalmente los símbolos Reiki, que a medida que los recibía le llegaba la información de cada uno de ellos. Así se produjo el primer alineamiento de Reiki por descubrimiento ancestral.

Mikao Usui es el que le pone el nombre de Reiki: REI quiere decir Universal; Kl, significa energía en japonés.

El lleva a Reiki a su clínica y allí comienza a iniciar a médicos donde complementa la medicina con Reiki, obteniendo exitosos resultados. Alinea entre 16 y 18 Maestros, aunque no se llegó a saber exactamente.

Entre ellos se destaca el doctor Chujiro Hayashi, el también forma entre 16 y 18 Maestros, entre ellos la destacada reikista Hawayo Takata, a quien conoce en su clínica como paciente. Ella llega muy enferma y tenía que ser intervenida quirúrgicamente de una enfermedad en la vesícula biliar, pero padecía de insuficiencia respiratoria crónica, que ponía en peligro su vida al enfrentar la cirugía; por lo tanto, recibe esa noche el mensaje de que no debía operarse y que había otra posibilidad de sanación.

Por supuesto eso era Reiki; comienzan a darle sesiones durante cuatro meses y al cabo de ese tiempo queda sanado su cuerpo, mente y espíritu de toda patología anteriormente diagnosticada.

A raíz de esta curación quiere formarse como reikista; por lo tanto en 1936 recibe el 12 nivel, en 1937 el 22 nivel y el 22 de febrero de 1938 Hayashi le da el grado de Maestra. Chujiro Hayashi le hace prometer que ella viajaría a Japón ante cualquier llamada de él; mientras tanto inaugura dos clínicas terapéuticas de Reiki en Hilo.

En 1941 la señora Takata tuvo la visión de ver a Hayashi llamándola, en ese momento supo que debía acudir, pues era lo anunciado por él.

Fue así; al encontrarse con Hayashi él estaba en su cama y le dijo que había visto que se aproximaba una guerra en la cual morirían todos sus iniciados y que no podría soportar tanto dolor, por lo tanto quería que los símbolos queden salvaguardados en otro país para que no se perdieran nuevamente.

El 10 de mayo de 1941 Chujiro Hayashi se quita la vida por medios psíquicos, parando su corazón.

Por supuesto que la guerra que predijo se trataba de la Segunda Guerra Mundial y Reiki desaparece del Japón; gracias a Takata tiene continuidad en Norteamérica, luego en Canadá y más tarde en Europa.

Instruye a muchas personas pero la Maestría se las da sólo a 22 personas entre los años 70 y 80. Ella fallece el 11 de diciembre de 1980.

Los Maestros que formó no tuvieron todos las mismas enseñanzas pues variaba sus cursos, no permitía que hagan apuntes. Cobraba a sus alumnos y familiares, decía que carecía de importancia si no tenían un valor.

A los alumnos que llegaron a Maestría les cobraba precios muy altos y decía que era para que no caiga en manos de cualquiera.

Desde su muerte Reiki experimentó muchos cambios en Occidente; la sucesora de Takata es su nieta de nombre Phyllis Furumoto. Las técnicas han cambiado y salieron varias ramas de Reiki, cada una asegura tener el verdadero sistema, pero la verdad es que todas funcionan porque salieron de las enseñanzas de Hawayo Takata. Es decir que hay 22 variantes de los Maestros que inició la señora Takata.

Reiki consta de tres niveles: primero, segundo, tercero y Maestría.

Este sistema llamado Usui No Tradicional, no es más que la enseñanza Reiki acorde con los cambios que la humanidad ha presentado en estos últimos 50 años.

No somos los mismos que cuando Mikao Usui redescubre a Reiki; hemos evolucionado tanto que tenemos así como nombrar al paso algunos de los adelantos científicos: por ejemplo, el tomógrafo, la computadora y tantos otros avances acorde con la necesidad de la humanidad, ya que hoy el 90% de las mujeres trabajan, estudian, son amas de casa, madres, etc.

Por lo tanto Reiki no tradicional es el flexible y no menos importante que el tradicional, goza de libre albedrío en el mecanismo de su enseñanza, ya que la persona lo puede ver en un fin de semana y luego desarrollarlo en su casa acorde a su tiempo que es diferente a otras personas, porque somos piezas únicas e irreproducibles; por lo tanto no puede ser manejado en estos momentos de otra manera, ya que hay una gran necesidad de aprender para dar, es una etapa de gran apertura espiritual en la humanidad, se necesita lo simple y al alcance de todo el que lo quiera tener. Las épocas fueron cambiando y hoy las terapias como Reiki tienen que estar al alcance del que lo quiera tener; por lo tanto invito a los colegas Maestros en moderar sus aranceles, para que Reiki invada el planeta como en sus comienzos.

Toda la información que llega desde el universo es simple porque la vida es simple, los humanos la complican, Reiki fue creado por la Divinidad, o energía superior, por lo tanto goza de perfección y nada de lo que se esté haciendo acá no es más que un camino marcado del universo.

Todas las disciplinas Reiki ya sea Usui Tradicional maravillosa con todos sus secretos y de allí todas sus variantes cada vez más reveladoras, abiertas y simples.

Califica este Artículo
5 / 5 (1 votos)

Categoría: Reiki.






Deja un comentario