La búsqueda del amado mediante el cuerpo astral


Todas las personas tenemos lo que se llama comúnmente nuestra «media naranja». Los atrólogos han explicado este hecho como la coincidencia de cuerpos astrales gemelos, lo que quiere decir que sólo existe un cuerpo astral que sea completamente igual al de uno mismo. Esta identidad de cuerpos astrales provoca que haya una total concordancia vital entre estas almas. En este campo, si se habla de «flechazo» se está hablando de la sintonía entre las ondas de los dos que han sentido el flechazo. Por lo visto, las ondas de ambas partes se emiten a la misma longitud y por eso se enamoran.

El estado célibe se explica apelando a la ley anterior. La distancia entre quien espera su alma gemela y él mismo es muy ancha y por eso no se produce el contacto. Pero ese contacto se puede provocar a través de unos ejercicios determinados. El procedimiento consiste en atraer al cuerpo astral que nos corresponda y de esta forma conseguiremos que acuda el cuerpo físico. Hay que tener en cuenta que el sentimiento del que hablamos es aquel sentimiento del que hablan tantas personas que ansían un verdadero encuentro con su alma gemela; quieren dar amor, aman, ya, pero no saben a quién.

La búsqueda del amado mediante el cuerpo astral Hechizos

Lo que hay que hacer en tales casos, es construir mentalmente al «otro» deseado. Dotarlo de inteligencia y de valores, de carácter, de actitud hacia la vida. Seguidamente, le daremos cuerpo. Imaginaremos su cara, su busto, sus brazos, sus manos, etc. Todos los días, hay que concentrarse en este ser amado, hay que pensar en él y hay que desear a toda costa que aparezca. A pesar de que es un proceso muy lento y que es fácil desmoralizarse, hay que tener en cuenta que si se cae en la flaquedad lo único que se conseguirá será que fallen nuestros propósitos; entonces sí habremos conseguido que no ocurra.

Si todo se ha hecho como es debido, cuando ocurra, se refiere a cuando se produzca el encuentro, se conocerá a fondo al otro, sin lugar a dudas. En caso de que este otro no esté solo hay que actuar a través de la psicología, y ahí empiezan las dificultades.

Elección de la acción

¿Qué hacer en caso de que nuestra alma gemela ya esté acompañada de otra persona? Se pueden hacer dos cosas distintas, mejor dicho, se puede proceder desde distintos ángulos.
Se puede actuar pretendiendo que sienta repulsión por su compañero o compañera, o bien se puede provocar que sienta tanta atracción por quien ha llamado su presencia que no le quede más remedio que replantearse su vida a este nivel. Sea como sea, hay que actuar, solamente, a través del ser amado.

Si se opta por lo segundo, hay que hacerle ver a nuestra alma gemela que no puede vivir si no es con nosotros a su lado, que no es feliz de otro modo. A la par, hay que transmitirle un deseo óptimo de convivencia, una tendencia casi indominable de querer compartir nuestra vida con él/ella. A modo de síntesis, recordaremos los puntos más importantes a tener en cuenta a la hora de llevar a cabo un hechizo: Proceder mediante proyecciones de imágenes. Representarse a las personas con las expresiones del rostro durante los actos usuales de su vida cotidiana. Visualizar el amor, incluso bajo el aspecto físico.

Califica este Artículo
4 / 5 (2 votos)

Categoría: Hechizos.






Deja un comentario