La importancia de soñar


Al investigar la importancia de los estados REM, a los estudiantes que se sometieron a las pruebas se les permitió disfrutar de un total de ocho horas de sueño, pero se les privó de sus períodos oníricos habituales: se les despertaba al principio de cada sueño.Al cabo de sólo tres días sin REM, algunos de los estudiantes se mostraron visiblemente excitados, con claros síntomas de irri­tabilidad y desorientación; sufrían alucinaciones, se comportaban de un modo anormal y, en algunos casos, mostraban signos de incipiente psicosis. Los sín­tomas eran muy parecidos en todos ellos, si bien en algunos eran menos pro­nunciados.

La importancia de soñar Interpretación de los Sueños

Sin embargo, todos mostraban indicios de disfunciones mentales y de conducta: ¡un joven rehusó tajantemente seguir con las pruebas tras sólo una noche sin sueños! Parece que la pérdida de sus sueños le turbó pro­fundamente.

Cuando finalizaron las pruebas de privación de los estados REM, se permi­tió a los estudiantes que volvieran a gozar de una noche normal de sueño ininterrumpido, durante la cual no sólo recuperaron su tono normal, sino que, durante las noches inmediatamente posteriores, emplearon mucho más tiempo del habitual en las fases REM: ¡era como si intentasen subsanar lo más rápidamente posible la pérdida de sueños! Evidentemente, nuestros sueños son de gran importancia para nuestros procesos mentales y para el sentido de equilibrio y bienestar.

El Dr.W. Dement, muy conocido por sus investigaciones sobre el hecho de dormir y sobre los sueños, ha escrito muchos artículos sobre ellos y ha sido citado en muchos más. En uno de estos escritos (Dement 1976), anun­ció que «los sujetos privados de los estados REM muestran ansiedad, irritabi­lidad y tienen dificultades a la hora de concentrarse». Más tarde manifestó estar absolutamente convencido de que lo que se conoce como delírium tré­mens es «una acumulación de falta de REM».

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Interpretación de los Sueños.






Deja un comentario