La neutralización esotérica


La neutralización es el tipo de contrahechizo que consiste en provocar un hechizo de signo contrario al hechizo que recibe la víctima. Los útiles más comunes en este sistema son los antisimulacros que, como indica la palabra, son simulacros que, en lugar de construirse, se «desconstruyen». Dos ejemplos de estos antisimulacros son el antisimulacro de lazos y el antisimulacro de fotografías.

El primero consiste en construir un simulacro de lazos, por tanto, en anudar una serie de lazos, para después soltarlos de forma que se acaba con el hechizo. La simbología está clara: primero se forma lo que se está recibiendo (el hechizo) y luego se deshace (contrahechizo). El antisimulacro de fotografía consiste en la actuación por medio de signos y fórmulas a través de una fotografía para acabar con los efectos del hechizo del que se sea presa.

La neutralización esotérica Hechizos

En el caso de la neutralización la víctima puede tomar parte del proceso de distintas formas entre las que cabe destacar la recitación de plegarias (durante nueve días), la quema de incienso o el mantener velas encendidas a  determinadas horas y un número de días en concreto. Así, en la baja magia, se utilizan contrahechizos uniéndose a la magia de analogía o correspondencia. Para contrahechizar, hay que ir con mucho cuidado, puesto que es posible que se esté tratando de una operación en la que se han utilizado espectros o entidades malignas.

Si es así hay que servirse de una entidad de signo positivo. La dificultad de este tipo de hechizo reside en el hecho de que hay que recurrir, verdaderamente, a entidades de signo positivo y no caer en el error de pedir ayuda a entes del mismo signo que los del hechizo o con los mismos entes del hechizo. Pero el mayor problema que se plantea en estas operaciones es la muerte. En caso de que el solicitante del hechizo esté muerto, hay que recurrir a un buen experto porque la absorción de energía negativa es más peligrosa. Si el muerto es el operador, entonces hay que temblar porque, con la muerte, este adquiere más libertad de acción por lo que es necesaria una buena transmutación y, como se ha dicho en el apartado que se ha hablado de esta operación, se trata de un método muy complicado y para el cual se necesita un muy buen conocimiento y práctica de la técnica.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Hechizos.






Deja un comentario