Las runas: Dioses y Diosas


Odín

Es el principal dios de la mitología nórdica. Desde su trono lo observa y lo sabe todo. Tiene dos cuervos que recorren el mundo y le relatan cuanto escuchan y observan. Envía a sus hijas, las valquirias, a recoger a los guerreros heroicos muertos en batalla. Descubrió las runas después de herirse con su propia espada y colgarse del Árbol de la Vida. El esfuerzo que requirió capturar el alfabeto rúnico fue enorme y el dios se desmayó. Al despertar, lo talló y se lo dio al hombre.

Thor

Es el dios de la tormenta, fruto de la relación de Odín con Jord. Es considerado un dios protector. Cuando Thor conduce su carro, tirado por dos cabras, se producen las tormentas sobre la tierra. Por esta razón, es el único dios al que no se le permite cruzar el arco iris, ya que podría destruirlo. El elemento de fuerza más preciado para Thor es su martillo, que siempre regresa a sus manos. Para usarlo, posee unos guantes especiales y cuenta con un cinturón de fuerza y valentía. Está casado con la diosa Sif, con quien tuvo a su hija Thrud; sin embargo, con Jarnsaxa tuvo a Magni, la fuerza, y Mod, la furia.

Las runas: Dioses y Diosas Runas

Loki

Es hijo de Farbauti y Laufey. A pesar de esto, Odín lo adoptó como su hermano. En ocasiones está del lado de los dioses y se alía a Thor para la lucha, pero suele ser malvado y envidioso. Puede tomar la forma de varios animales, y se le relaciona con el fuego y la magia. Está casado con Sigyn, pero tuvo a sus terribles hijos Jormundgánd, la serpiente del mal, Fenris, el lobo y la diosa Helcon, con la giganta Angrboda. La maldad de Loki nunca toca a Odín, en deferencia a su hermandad, pero sí alcanzó al dios Balder. Por esto, Odín lo encadenó como castigo.

Heimdall

Su nombre significa «el que desprende rayos». Es el guardián de los dioses, por lo que nunca duerme. Desde la orilla del cielo vigila el arco iris, para evitar que los gigantes entren al reino de los dioses. Es un dios guerrero, de bello cuerpo y rostro, armado de espada y con dentadura de oro. Su virtud principal es el silencio, por lo que puede escuchar hasta el nacimiento de la hierba o el crecimiento de la lana de las ovejas. Es el padre de tres razas de hombres: sirvientes, campesinos y guerreros. Cuando toca su cuerno todo eI universo puede escucharlo. Con él .anunciará la batalla final.

Balder

Es el dios de la belleza y la inocencia. Hijo de Odín y Freya. Balder soñó que su muerte sería trágica. Freya, temiendo que este sueño se cumpliera, exigió un juramento a todas las criaturas para que lio lo dañaran. Loki enloqueció de celos y disfrazado, logró que Freya le contara que un muérdago no había jurado. Loki hizo un dardo con el muérdago y atravesó el corazón de Balder. Odín, entristecido por la muerte de su hijo, pidió a Hel, reina del Niflheim, adonde van los que mueren, que le permitiera regresar. Esta aceptó con la condición de que todas las criaturas del universo llorasen a Balder. Loki, disfrazado de vieja, fue el único que no lloró. A pesar de esto, Balder regresará a la vida el día de la última batalla.

Freya

Es la diosa del amor, el matrimonio, la fertilidad y la maternidad. Es La Gran Madre en la mitología nórdica y se le relaciona con la actividad sexual femenina, la naturaleza y la fertilidad de la tierra. Es una de las tres esposas de Odín y le dio varios hijos: Balder, Hoder, Hermod, Bragi y Tyr. Posee un palacio que sirve de reposo para las parejas casadas, cuyo amor es puro. Allí tiene una rueca con la que fabrica las nubes. Freya conoce el destino de todas las personas, pero nunca lo revela y comparte con su esposo una gran sabiduría. Es la única que tiene permitido sentarse al trono junto a Odín y acompañarlo en la cacería.

Califica este Artículo
2 / 5 (1 votos)

Categoría: Runas.






Deja un comentario