Los arcanos del tarot: El Diablo


Este Arcano es la energía pura, capaz de dar vida tanto al bien como al mal. Fuerza sin control que puede manifestarse como desorientación así como creatividad máxima.

Podemos estar siendo egoístas, actuando en perjuicio de los demás, sin tomar en cuenta la moral y la justicia, incluso nos muestra brujerías a nuestro alrededor. Es el poder de seducción, los impulsos carnales, las tentaciones, obsesiones, desviaciones sexuales, la inconsciencia, la falsa autonomía, el egocentrismo. Representa un momento difícil, enceguecedor, que nubla nuestra mente.

A nivel numerológico el 15 se transforma en 6, la carta de El Enamorado. Es el instinto, la pasión que nos remueve y conduce a situaciones nuevas, a un avance o retroceso, casi siempre son temas fuera de lo moral. De acuerdo a la cábala hebrea es la belleza del esplendor material.

Los arcanos del tarot: El Diablo Tarot

Según la astrología es Plutón, dios del mundo subterráneo, lo oculto, los instintos, lo inaceptable. Para salir de esto la persona debe ser capaz de aprender de esta zona oscura que también forma parte de su ser, aceptar nuestras partes sombrías, los bajos instintos del interior. A su vez, El Diablo cuando tiene amor es un ángel alado que nos entregará un gran tesoro, nos revelará algo que es parte de la naturaleza.

A nivel psicológico es la libido, la frontera entre la locura y la genialidad. El libertinaje, los vicios. Es peligro, fuerzas incontrolables, sexo sin freno y mucho deseo. Situación turbulenta, amor clandestino. Puede ser una fortuna adquirida con malas artes. Por otra parte, puede ser el presagio de acontecimientos desgraciados para la persona y su familia.

La carta nos muestra un hermafrodita, que evoca al infierno, a la esclavitud, la indiferencia, la ambigüedad sexual, la regresión, lo perverso, la desolación. Es temido por esta negatividad, porque nos muestra lo más animal del hombre.

Si sale al revés es muy dañina, anunciando fatalidad o el mal uso de la fuerza. Asuntos que han sido mal planteados, que no tienen salida. Si estamos delicados de salud es empeoramiento, debilidad. Se debe tener mucho cuidado con las decisiones y otros asuntos importantes, porque podemos tender a la ceguera y al desorden.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Tarot.






Deja un comentario