Los arcanos del tarot: La rueda de la fortuna


Este Arcano nos pide ponernos más allá de los éxitos o fracasos. El destino trasciende a la voluntad personal, sin incluir el libre albedrío ni la responsabilidad que le corresponde a cada uno. Es un ciclo que se realiza. Es señal de cambios, evoluciones, buena fortuna, cercanía de nuestro destino. Es felicidad y abundancia, crecimiento y éxito.

En cuanto a su número, se convierte en el 1 porque los ciclos de la numerología son de 9 años. Esto indica que es el inicio de una nueva etapa. En la tradición hebrea corresponde a la misericordia de la victoria.

Los distintos seres que involucra la rueda de la fortuna representan las distintas formas que nos dan vida o que forman parte de nuestra personalidad. Ante esto debemos actuar consistentemente, tomando acciones personales importantes y no dejándolas al azar.

Los arcanos del tarot: La rueda de la fortuna Tarot

A nivel psicológico se cierra una etapa y se inicia otra. Nos renovamos y transformamos para vivir en equilibrio y mirando con mayor amplitud la vida. Se trata de disyuntivas propias del sí mismo de cada persona. Si nos aparece, indica un golpe de suerte, una evolución favorable en muchos asuntos. Entraremos en una nueva fase de la vida, algo inesperado nos mejorará. Buena salud y suerte en el juego.

Se asocia a la cara oculta de la luna, a la nada, al calor y al proceso que experimenta la libertad. Es la energía constante de la evolución, donde abrimos un nuevo ciclo, donde todo pasa y todo se repite.

En un zodiaco tradicional, muestra a los 12 signos. Luego de que pasa el Yang con su fuerza positiva, viene el Yin con su negatividad e introversión. Son como las estaciones del año.

Si aparece al revés, es la transformación pero no augura nada malo. Son posibles retrasos en los cambios, no reversa nada sólo lo demora o dificulta nublando un poco la capacidad de claridad y decisión ante este momento confuso.

Califica este Artículo
5 / 5 (1 votos)

Categoría: Tarot.






Deja un comentario