Los arcanos del tarot: La Sacerdotisa


Este segundo Arcano, representa avances en la vida interior o espiritual. Es el equilibrio de la fuerza del Arcano anterior, El Mago. Algo nos está complicando. Existe una búsqueda de una respuesta religiosa, filosófica, espiritual. Hay que medir una decisión, contemplar los escenarios. Muestra la paciencia, la discreción, reserva, resignación y piedad. Es símbolo del silencio, la meditación, modestia y en algunos casos de la fertilidad. Indica que debemos tomar una decisión y meditarla mucho.

Según la numerología el número dos indica una dualidad, una tensión entre dos mundos, el del más allá y el presente. Esta carta nunca nos revelará de qué se trata esa problemática, sólo nos guiará para que busquemos la respuesta en nuestro interior. Para los hebreos corresponde a la corona de la belleza.

Desde el punto de vista astrológico está relacionada con la luna como principio femenino nocturno. Esto mismo indica que todo lo que se gesta en la oscuridad, es fecundo interiormente. Esto también hace referencia a la leyenda medieval en donde la Papisa Juana VIII, quedó embarazada y dio a luz en la calle, causando un revuelo tal que fue asesinada. Augura el aumento de los poderes intuitivos, la posibilidad de encuentros misteriosos, presentimientos,sueños e incluso buena salud. Se revelan cosas escondidas y debemos protegernos contra la negatividad.

Los arcanos del tarot: La Sacerdotisa Tarot

Según su misma simbología es la imagen de una mujer que desafía el poder masculino. Se puede entender como si fuera una mujer o como si fuera la parte femenina de la mente masculina. Otras corrientes indican que sólo se trata de la representación de dos principios, el activo y el pasivo que dan origen a la sabiduría y a la pureza del conocimiento espiritual, la dualidad entre lo físico y lo psíquico, universos que se atraen.

En cuanto a su colorido y símbolos, esta carta muestra el lado femenino del espíritu, lo receptivo. La capa y el velo son señales de que los misterios del inconsciente permanecen ocultos para el hombre inmaduro, que todavía no puede ni debe entender su realidad secreta.

Si aparece al revés nos muestra falsas intuiciones, no se deben tomar en cuenta. Propósitos ocultos, cargas pesadas, tensiones, retrasos, torpezas en las relaciones humanas. Arpías en el trabajo, una mujer malvada en la familia. Rencores, perezas, intolerancias, fanatismos

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Tarot.






Deja un comentario