Los nadis y sus tipos


La palabra nadi procede de la raíz sánscrita nad, que significa movimiento. En el RigVeda, la escritura hindú más antigua, la palabra nadi significa corriente. El concepto de los nadis se basa en la comprensión de que son canales; cualquier canal por el que fluye algo es un nadi. Se incluyen en este concepto de los nadis los meridianos de la acupuntura, las corrientes del sistema cardiovascular, las corrientes del sistema linfático, los nervios, músculos, arterias, venas, el manovahini o manovaha (el canal de la mente), y el chittavaha (el canal de chitta o el ser). Por tanto, nadi puede traducirse como «vaso», «canal», «cordón», «tubo» o «conducto».

Los nadis y sus tipos Los Chakras

De acuerdo con la definición anterior, hay dos tipos de nadis:

Esta explicación indica claramente que los nadis no son sólo los nervios, sino todo tipo de canales, y ésta es la razón de que no se utilice el término «nervio» para los nadis en los textos del ayurveda, la antigua medicina india. La anatomía tántrica no entra en descripciones de los sistemas nerviosos gruesos y sutiles. En la tradición tántrica se cree que el universo está compuesto básicamente de dos cosas: materia y energía, o, dicho de otro modo, el saguna («con atributos») y el nirguna («sin atributos»).

En el tantra, la materia es tratada como el vehículo de la energía, y la energía se considera consciente (sin embargo, no sucede así con la energía que está desprovista de conciencia). Esta conciencia, al manifestarse, encuentra un vehículo para sí misma, que es el manas, o la mente. La conciencia es cuádruple. Es una combinación de los siguientes elementos:

Al asumir formas típicas, esta conciencia existe en cinco koshas, o envolturas, y actúa a través del cuerpo físico, el mejor vehículo para la expresión. Estas envolturas son:

Califica este Artículo
5 / 5 (1 votos)

Categoría: Los Chakras.






Deja un comentario