Los orígenes del pez de Abril


Sobre la consolidación de esta curiosa inocentada típica de Italia y Francia, Pitré aclara:

Algunos derivan su uso de la pesca, que en determinados pueblos comienza el uno de abril, y como es infructuosa al principio, pudo dar lugar a la costumbre de coger a los simples ofreciéndoles un cebo que no pueden coger, como el pez en abril se escapa de los pescadores […]. Una alusión a un antiguo uso de los judíos, el de mandar por desprecio a una persona de aquí para allá, como hicieron con Jesucristo, de Herodes a Pilatos, de Caifás a Anás, en los primeros días de abril, según los cálculos de los eclesiásticos. Así que, según ellos, la voz poisson sería una degeneración de pasión. Una tradición judía reconoce allí el vuelo de la paloma del arca de Noé antes de que las aguas bajaran y algo sobre un encuentro de esta con abril.

Los orígenes del pez de Abril Supersticiones

Otras descubrieron un hecho meramente mitológico, otras vieron un escandaloso significado fálico, otras más delicadas, la costumbre de mandar u ofrecer a las mujeres o las muchachas un pez con pretensiones eróticas, otras, una inclinación del espíritu humano a la broma, al volver la buena estación.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Supersticiones.






Deja un comentario