Los signos para el diagnóstico de los hechizos


Los signos de la existencia de un hechizo se forman en el pavimento de la residencia de la persona a la que se haya hechizado. Si se trata de algo hecho a distancia o de un mal de ojo, se observarán garabatos, puntos oscuros acompañados de brazos y espalda y en ocasiones, aunque no es muy frecuente, habrá la silueta de una persona.

Los hechizos se detectarán por el hallazgo de elementos secundarios (simulacros) que pueden encontrarse en el interior de colchones y almohadas, por ejemplo. Los nidos de pájaro, los espirales o las típicas muñecas de cera son las muestras más comunes. Estos simulacros suelen entrelazarse entre la lana y las plumas de los lugares que antes hemos dicho.

Los signos para el diagnóstico de los hechizos Hechizos

Califica este Artículo
1.33 / 5 (3 votos)

Categoría: Hechizos.






Deja un comentario