Noveno punto nadi, Kuhu


Kuhu empieza en la garganta y termina en los genitales. En las prácticas tántricas, cuando se intenta elevar el líquido seminal desde los genitales hasta el chakra soma, el nadi kuhu sirve como portador del bindu (esencia del líquido seminal) y el aspirante se convierte en urdhvareta (el que puede dirigir hacia arriba su líquido seminal). Los practicantes de un ejercicio llamado vajrauli pueden controlar este nadi. El que puede controlar los nadis puede alcanzar los más altos estados de conciencia y obtener los poderes conocidos con el nombre de siddhis («perfecciones»), que permiten al yogui tener un dominio completo sobre los tattvas y los gunas.

Noveno punto nadi, Kuhu Los Chakras

Esta práctica está destinada al aspirante masculino. Comienza succionando agua a través del lingam (órgano genital masculino). Se va añadiendo leche al agua, y cuando el aspirante puede succionar leche pura, puede pasar a la fase en la que absorbe aceite, más pesado que la leche. El siguiente paso se controla con la ingestión de mercurio puro. Durante estos procesos, el aspirante desarrolla su capacidad para trabajar con el prana, y cuando llega al punto en el que puede succionar mercurio por el lingam, también es capaz de succionar su propio líquido seminal, junto con los líquidos vaginales de una mujer. Esta práctica le lleva a un estado de samadhi mediante la unión de los opuestos (los dos líquidos) dentro de su cuerpo físico.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Los Chakras.






Deja un comentario