MagiaInterior.com: Descubre los Secretos que Hay en Ti


Numerología: significado de los números compuestos


No debemos desconocer la relevancia de los números compuestos, los resultados numéricos previos a su reducción. En teoría también serían portadores de mensajes, los que debernos tratar de entender en su contexto.

Generalmente se definen entre el 10 y el 99, entendiendo el primero como el dominante y el segundo como el que apoya o acentúa al anterior. Existen autores que llegan hasta el 54 considerando que la preponderancia luego de esta cifra va decreciendo y convirtiéndose en un proceso repetitivo.

Lo importante es señalar que no existen combinaciones negativas, ya que no existen números “malos”; sólo indican momentos de crisis o de conflictos importantes.

Además debemos considerar que el ser humano está lleno de dualidades, que se representan a la perfección cuando nos aparecen estas cifras compuestas, las que nos proporcionan una mejor interpretación que sólo al usar los números básicos.

El 10:

A nivel espiritual nos habla de un retorno a la totalidad, es el inicio de un ciclo, obtendremos éxito en cualquier tarea. Tendremos un potenciamiento de nuestros talentos naturales, podremos dirigir con éxito, alcanzaremos un buen prestigio entre nuestros pares.

Cualquier número que se acompañe con cero, posee una dimensión que se abre al infinito e incrementa todos sus designios. El cero significa eternidad, universalidad, el origen.

Foto Numerología significado de los números compuestos

El 12:

Representa la intuición, la autoexpresión, la unión del cuerpo, la mente y el alma. Por su raíz de 3 posee el fuerte deseo de vivir en armonía, de actuar de acuerdo a la ética y a la moral, de usar el pensamiento lógico, el razonamiento y el intelecto.

El 1 le otorga la armonía, el individualismo, la creatividad. El 2 le agrega la cooperación, la receptividad, la sensibilidad y la diplomacia.

El 17:

Representa el juicio, el poder, la eficiencia, la mirada empresarial, el emprendimiento, los temas financieros y comerciales. Junto con esto es una cifra que aporta vitalidad, coraje, valentía, ambición para lograr una gran variedad de proyectos.

Es el momento para independizarse, de la misma forma cualquier negocio que se inicie de manera particular tendrá buenos dividendos, porque se le considera el número de la fortuna, de la felicidad. Además se relaciona con la comprensión interior, del buen juicio, la búsqueda de la validez de todas las cosas.

El 18:

Es el número de los grandes líderes, de los cambios, las convulsiones, las grandes creencias y la transgresión de ellas. Por otra parte posee una naturaleza emocional e intelectual.

Su raíz 9 representa la fuerza, la energía, la sanación, la universalidad, la compasión y la objetividad. Se lograrán grandes realizaciones personales. El 1 y el 8 combinan la independencia, la eficiencia y el poder, se alterna el juicio con la intuición.

El 20:

Representa la naturalidad, la búsqueda o la entrega de apoyo espiritual, psicológico o mental. Este es el punto donde las experiencias demuestran que es más importante lo espiritual que lo material.

El O le agrega sensibilidad al 2, también una mayor imaginación, receptividad y comprensión. Es una cifra que se potencia sin límites.

El 21:

Es un número altamente magnético, relacionado con las artes, la actuación, la escritura, el drama. Por su raíz 3 representa la popularidad, la autoexpresión, el intelecto, los libros, la actividad pública en general.

A diferencia del 12, este número predomina lo social y lo creativo, por sobre lo intelectual. Se une en él la receptividad y la cooperación, el liderazgo y el individualismo. Prevalece la imaginación y la sensibilidad del 2, y se suma a la fuerza del 1.

El 23:

Es un número relacionado con la acción, los cambios, la libertad, el movimiento, los viajes. Por su raíz 5 se da énfasis a la comunicación, a la sociabilidad, la expresión a nivel creativo, las ventas, la docencia.

La imaginación y la intuición se unen a la sensibilidad y a la energía, para aprovechar este buen momento debemos apelar a nuestros valores y de esta forma obtendremos los mejores dividendos en todo sentido.

El 24:

Es la limitación material, de dinero. Se relaciona con la severidad, con la seguridad y la lealtad. Es un número magnético que atraerá la atención de las personas que nos interesan y generará redes de poder.

Por su raíz 6, se acentúa la belleza, la armonía y el equilibrio. Se aumenta la receptividad, la imaginación, la sensibilidad. Crecen también la disciplina, el detallismo, la organización y el éxito. Se da énfasis al amor familiar y a la paz en el hogar.

El 25:

Es la experiencia intuitiva, la profecía. Es la misma sensibilidad del 2 pero en un entorno de libertad, de movilidad y expresividad.

Por su raíz de 7 el intelecto se refina y se vuelve más introspectivo, en la búsqueda de la realidad detrás de las simples apariencias. Se comprenden de mejor manera la espiritualidad y el misticismo.

El 26:

Por su raíz 8 posee atributos relacionados con la energía, el poder, el juicio y la capacidad ejecutiva.

Por otra parte puede representar la expansión de un negocio, de una empresa o el aumento de algún monto de dinero que tengamos invertido.

Se puede agudizar nuestra capacidad de ver los dos lados de cada problema, por ello es posible que alcancemos cargos políticos o la dirección en el trabajo.

En cuanto a la familia y al amor, se entiende como un matrimonio que a pesar de haberse iniciado temprano, será muy duradero. Pueden haber conflictos a nivel laboral, por falta de cooperación y disposición de los compañeros de trabajo.

El 27:

Es un número altamente orientado a la espiritualidad. Combina la capacidad creativa con la imaginación. Puede ser un interés por los misterios de la existencia. Por su raíz 9 cuenta con fuerza, energía, sanación, universalidad y objetivo.

Se relaciona con la salud y con la medicina, con las terapias alternativas, los chamanes, los curanderos, a su vez también con los métodos formales. Si la persona es conferencista es un excelente momento para mejorar su posicionamiento.

Con la sensibilidad del 2 y la fuerza del 9, la persona se vuelve emocionalmente sensible.

El 28:

Representa el liderazgo, la ley, los cargos de alta responsabilidad, cargos que deban usar un juicio muy acabado. Se une la imaginación creativa y la comprensión del 2, con la fortaleza y energía del 8.

Por su raíz 1, se refuerza la individualidad y el poder, se hace necesario ser más criteriosos, y usar su poder de mando de manera prudente para no llegar a la tiranía.

El 29:

Es un número de gran potencial emocional. Por la composición de sus números, 2 y 9, tiende a los extremos. El primero lo hace ser pacificador, diplomático y sociable; el segundo carismático, aventurero y voluble.

Representa la espiritualidad, la inspiración, los temas interiores. Se le ha estigmatizado como un número negativo, sin embargo, la presencia del 2 neutraliza la influencia dominante del 9.

El 30:

Por la presencia potenciadora del O, las virtudes del 3 se amplían, siendo mayor la autoexpresión, la intuición, el empuje, la ambición.

Representa la vida social y el espectáculo, la creación dramática, la actuación, todo lo relativo a la escritura y a la expresión artística.

El 31:

Representa los buenos negocios, el practicismo. Por su raíz 4, posee disciplina, es-tructura, lealtad. Se apega a las rutinas, a los detalles, ambos pueden limitar el potencial creativo y contener el potencial de la persona.

Por la presencia del 3 y del 1, se aumenta el liderazgo, el emprendimiento, la originalidad.

El 32:

Representa las amistades, lo social, los nexos de negocios, las buenas relaciones entre pares. Indica que la persona tiene rapidez para aprender distintas materias y dominar varios idiomas al mismo tiempo.

Por su raíz 5, dispone de libertad para comunicarse, cuenta con un amplio dominio de las palabras, para instruir a otros, para enseñar a los menores. A diferencia del 23, es menos estable su influencia y tiende a perder equilibrio.

El 33:

El doble 3, concentra la autoexpresión, el poder, la ambición. Es el número de los revolucionarios, los líderes que rompen esquemas, los que desafían todo lo establecido, los que crean nuevas tendencias y nuevos referentes.

De su raíz 6, dispone de mucha armonía, equilibrio, amor, belleza y verdad. Favorece el servicio, los negocios, las uniones amorosas, las relaciones familiares.

El 34:

Representa tanto lo espiritual como lo psíquico. Indica un intelecto muy agudo, una intuición muy desarrollada y a veces muy estructurada. Augura éxitos a nivel profesional, que incluso pueden representar descubrimientos o la implementación de nuevos procedimientos.

Por su raíz 7, rige el intelecto, el análisis, la necesidad de buscar nuevos conocimientos, el abrirse a la meditación y a las terapias introspectivas.

El 35:

Por la fuerza del 3 se potencia la ambición y la naturaleza cambiante del 5, puede dar-se una dispersión de los esfuerzos y de las energías. Por ello hay que tomar en cuenta la raíz 8 y aplicar el buen juicio para tomar buenas decisiones.

La potencia del 3 lo ayuda a manejar la oratoria y el diálogo, si se trata de personas vinculadas a las letras podrán crear libros exitosos. Contará con mucho poder, con criterio, con ojo comercial, alineada con mucha libertad de acción y poder de comunicaciones.

El 36:

Es el número de la enseñanza, de los cen-tros educacionales, de las asesorías, las consultoras, de la medicina. Junto con el 19 y el 23 es un número que conduce al éxito.

Combina las cualidades del 3 con las del 6, logrando un equilibrio, armonía, mucha intuición, aspiraciones positivas. Indica buenos augurios para todos los centros educacionales que contribuya a guiar la creatividad y la autoexpresión.

El 37:

Representa las empresas y también a todos los eventos masivos de entretenimiento, las grandes fiestas y celebraciones populares.

Por su raíz 1, tiene mucho potencial para el éxito de cualquier tarea, fomenta el liderazgo, la individualidad, la originalidad.

La unión del 3 y del 7 combina el dinamismo, la extroversión y la intuición con las habilidades intelectuales, la búsqueda de la verdad. También rige la amistad, la popularidad, las reuniones sociales.

El 38:

En esta cifra se une lo masculino con lo femenino, la fuerza y la ambición, con la intuición y el criterio. Es poderoso y espiritual.

Se le ha estigmatizado como un número negativo por esta pugna entre los dos sexos, el conflicto entre la actividad y la pasividad, entre el autoritarismo y la receptividad. Hay que entender este número compuesto como algo complementario y no opuesto, para ello hay que agudizar la intuición, el carisma y la reflexión.

El 39:

Representa la oratoria, el buen uso de las palabras, la expresión, el sello personal. Por su raíz 3, se relaciona con la sanación, con la metafísica, la objetividad y la preocupación por el bienestar del alma. El 9 le da una influencia relativa a la creatividad literaria y a la capacidad para dar buenos discursos.

El 40:

Representa la planificación y la toma de decisiones antes de emprender cualquier tarea. Se concretan anhelos importantes, proyectos que llevan mucho tiempo en desarrollo, se forman bases sólidas, se augura un buen futuro para todas las ideas que se están proyectando hace tiempo.

Por su raíz 4, cuenta con mucha disciplina, capacidad para trabajar arduamente y para organizar equipos eficientes. El O le proporciona la posibilidad de elegir y optar por el bien común, para obtener mayores logros.

El 41:

Representa las mismas potencialidades del 14, salvo que al anteponerse el 4 se reducen las posibilidades de correr riesgos innecesarios. Posee una gran influencia del individualismo y del liderazgo. Es posible que se esté actuando de manera muy estructurada, dejando poco espacio para que los demás aporten y entreguen sus distintas visiones.

El 42:

Igual que en el caso anterior, es similar al 24, salvo que el 4 le otorga más rigidez, actuando bajo pautas muy estrictas. Puede significar un reforzamiento de la fe o un cuestionamiento de los dogmas y de los valores establecidos.

El 43:

Por su raíz 7, maneja las cosas del espíritu, las ciencias y el intelecto. Conjuga la disciplina con la expresión. Se le relaciona con grandes levantamientos populares, revoluciones sociales, revueltas callejeras, desorden por insatisfacción de necesidades especialmente de comunicación efectiva a nivel de sociedad.

El 44:

Representa la lealtad, el sentido práctico, la perseverancia. Por su raíz 8, posee el poder, mucha energía y criterio. Nos indica que cualquier iniciativa que tomemos será exitosa y traerá beneficios a muchas personas.

El 45:

Simboliza la ayuda a los demás, la conciencia por nuestra labor social, la solidaridad. Por su raíz 9, se agudiza nuestro amor por el prójimo. La combinación entre el 4 y el 5, conjuga la universalidad, la sanación, la fuerza, la energía, con las habilidades comunicativas, el llamado a la acción y el éxito en las negociaciones colectivas en pro del beneficio de todos.

El 46:

Representa el idealismo, pero la opción más aterrizada de los sueños, la fuerza necesaria para concretar los sueños, ya que, posee un componente práctico.

Cuenta con un espíritu pionero, un carácter de líder, mucha creatividad y autoridad para imponer las ideas propias. Gracias al aporte del 4 como constructor, se podrá mantener el equilibrio, la armonía familiar y luchar por la verdad.

El 47:

Por su raíz 2, se favorece el discernimiento, la cooperación, los proyectos innovadores, las ideas novedosas, el análisis y el espíritu visionario. La unión del 4 y del 7 combina la disciplina con el análisis, el intelecto con los métodos correctos y otras habilidades.

Estas capacidades permitirán dar vida a proyectos que trascenderán en el tiempo.

El 48:

Representa la mezcla perfecta entre la intuición y el sentido práctico. Por la presencia del 4, cuenta con una enorme capacidad de trabajo, mucha dedicación, lo que se combina con la habilidad social, el manejo público y el realismo de la raíz 3.

Además indica la integración del juicio con el poder de decidir, la intuición con la expresión. Muestra a personas que son capaces de experimentar y buscar lo mejor para su esencia.

El 49:

Representa la disciplina, la fuerza, el universo. Su raíz 4 le da estructura y forma, le entrega disciplina y el anhelo por sentar las bases adecuadas.

Cuenta con mucha energía y tratará de mantener su alma en calma. A su vez, le entregará el valor necesario para estabilizar su mente y mantenerla en equilibrio con su cuerpo.

El 50:

Por la influencia del O, se intensifica el 5 y su influencia en los cambios importantes, movimientos veloces, la vida acelerada.

Representa la vida diaria, agitada, las actividades apuradas, pero a su vez, es símbolo de libertad, de la capacidad para lidiar con temas distintos exitosamente y la capacidad para obtener experiencias enriquecedoras de todo este ajetreo.

El 51:

Por su raíz 6, representa la armonía, el equilibrio, la serenidad y la belleza.

Se relaciona con la verdad, con la seguridad de actuar bien, con las buenas influencias y buenos augurios.

Se hace más fluido el movimiento y las comunicaciones.

Se producen cambios para adquirir mayor libertad, surgen nuevas e innovadoras ideas, nacen relaciones que traerán frutos creativos importantes, se favorece la capacidad investigativa.

El 52:

Representa una buena influencia para dar fin a muchos proyectos, para cerrar negocios, para atar cabos sueltos, para dar un corte definitivo a relaciones negativas, para concretar lo que anhelamos hace tiempo.

Se combina la imaginación creativa con la capacidad analítica de ver desde distintos puntos un mismo hecho. Se profundiza la búsqueda de la verdad.

El 53:

Representa el beneficio y apogeo de las relaciones públicas, del marketing, de la publicidad, de las buenas ventas. El 5 le otorga capacidad de actuar rápido y ser hábiles comunicacionalmente, ser efectivos y directos.

El 54:

Representa la compasión y la búsqueda de un mundo mejor. Refuerza las buenas acciones, se crean planes más detallados pensando en el bien común. El 4 le da mucha estabilidad a la acción del 5. Se augura mucho éxito en cualquier tarea.

El 55:

Por su doble 5, se potencia la toma de decisiones correctas. Se atrae con facilidad al sexo opuesto, se aumenta el magnetismo y encanto personal. Representa la versatilidad, el ingenio, la aventura.

Califica este Artículo
4.35 / 5 (17 votos)



Categoría: Numerología.

«
»




5 Respuestas a “Numerología: significado de los números compuestos”

  1. RODO Dice:

    El nro 55 aparecio en mi vida por una circunstancia fortuita pero importante y creo en esto porque realmente estoy en una etapa de cambios en vida, cambios fundamentales que pueden modificar mi ser.
    Gracias y por favor comenten
    Rodolfo


  2. yesica Dice:

    hola el numero 38 lo tengo entre ceja y ceja que sera q significa ayudame gracias


  3. andrea Dice:

    Desde hace unos días, el número 54 me sigue a todas partes. Lo veo en cualquier cosa que haga
    Quisiera saber que aignifica. He tratado de jugarlo pero nada. Creo que es como una señal, pero no la entiendo


  4. Romina Dice:

    Hola, a mi me pasa también con el 36! Me di cuenta de que me sigue desde el año pasado. Tengo 18, y cada vez que lo veo me pongo feliz, porque siento que me da suerte.
    Me encanta que me siga este número, más por su significado. Me da seguridad.


  5. monica Dice:

    hola…no se como expresarlo porque incluso para mi resulta una locura, pero yo quiero preguntarte acerca del numero 36 ya que a mi me resulta un numero tan aterrador no se si pueda ser la palabra…desde q era niña no veia en todos lados y me hacia sentir temerosa eso te estoy hablando desde que tenia 10 años q yo recuerde, pero ahora tengo 32 y sigo con ese mismo temor…no se si pueda haber alguna explicacion para este sentimiento, pues he llegado a pensar en fatalidades q pudieran ocurrir cuando yo cumpla 36 no se, yo se q puede sonar disparatado, pero bueno ojalà me puedan resolver mi duda…muchas gracias!


Deja un comentario

Current ye@r *