Pasar por debajo de una escalera


Pasar por debajo de una escalera es una de las acciones más temidas por los supersticiosos de buena parte del mundo occidental. No hay que olvidar que la escalera es un símbolo importante para numerosas religiones. Es el trámite para poner en contacto el cielo y la tierra, además del medio para determinar una relación entre el mundo de los vivos y el más allá. Jacob vio en sueños una escalera por la que subían y bajaban los ángeles: «Una escalera apoyada en la tierra, cuya cima tocaba los cielos, y vio que los ángeles de Dios subían y bajaban por ella» (Génesis 28, 12).

Pasar por debajo de una escalera Supersticiones

También Buda utilizó una escalera para descender del monte Meru. La escalera aparece como símbolo en una antigua tradición egipcia que incluía a Osiris, el dios del Sol, enfrentado en una eterna lucha con Set, dios de las tinieblas. Un día, Set empujó a Osiris al agujero de una tumba y lo encerró en ella. Horus, el dios halcón del sol naciente, llegó en ayuda de Osiris y, con una escalera y el símbolo de la V hecho con dos dedos logró liberar a su padre prisionero.

La superstición relativa a la escalera, aparecida en el contexto cristiano, probablemente está influenciada por la tradición esotérica, según la cual la es calera apoyada a una pared o un árbol formaría el lado más largo de un triángulo, símbolo de la Trinidad. Quien atraviesa el triángulo desacraliza este símbolo y revela afinidades con el demonio. Podemos considerar razonablemente que en el pasado, la escalera era el único medio para realizar ciertas actividades que hoy se confían a sistemas de elevación más sofisticados. Sin embargo, entonces sólo existía la escalera de mano que, para algunas actividades, era una continua fuente de problemas. Probablemente proceda de aquí la creencia. Si no se puede evitar pasar por debajo de la escalera, la tradición popular tiene previstas algunas prácticas para exconjurar. Una indica que se crucen los dedos hasta encontrar un perro; otra, escupirse en los zapatos. Una última advertencia: cuidado con el número de peldaños, pasar por debajo de una escalera trae mala suerte, pero hacerlo por una escalera con un número de peldaños impar es peor. Las desgracias serán todavía más graves.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Supersticiones.






Deja un comentario