Pasos para lograr el estado prelúcido


Un paso clave para reconocer el estado prelúcido, el cual nos asegura prácti­camente la lucidez, es una actitud predeterminada de vigilancia analítica y crí­tica. Debemos decidirnos a reconocer cualquier suceso extraño, incongruen­te o absurdo que pueda hacernos conscientes de que estamos soñando.

A menudo percibimos señales que nos avisan de que la lucidez se está acercando. La más común es la de la sensación de volar o de flotar. Cuando percibamos esta señal, tenemos que decirnos: «Debo de estar soñando» y movernos hacia una claridad y conocimiento mayor. Es decir, nos estamos dando cuenta de que soñamos.

Pasos para lograr el estado prelúcido Tablón de Relatos

Otra señal que a menudo se nos aparece es la de soñar que estamos dur­miendo (reconocer que estamos dormidos) y despertarnos en el sueño. Otra vez, ésta es nuestra señal de que nos estamos dando cuenta de que estamos soñando.

En otras ocasiones, una luz brillante, blanca o dorada nos indica la posible llegada de la lucidez. Si los objetos adquieren un color más brillante o, sim­plemente, modifican su aspecto externo sin aparente sentido, también es una señal inequívoca de que hemos conseguido un estado receptivo a la lucidez.

De hecho, cualquier acontecimiento que no se ajuste a los hechos reales puede hacer que nos demos cuenta de que estamos soñando. Debemos hacer que nuestro subconsciente esté pendiente de estas señales, y continuaremos soñando a pesar de percibir fenómenos absurdos. Entonces, tendremos que programar rigurosamente nuestro subconsciente hasta que reciba el mensaje.

Un símbolo personal puede que sea la visión de un gran camión que vuela; quizá sea hablar con un difunto, flotar, volar, caer, conducir un coche que no nos pertenece o la visión de un acontecimiento extraño e Inusual. En el momento en que nos encontremos en un estado de consciencia del sueño como tal, podemos empezar a sospechar que la lucidez se acerca.

Cualquier cosa que aumente nuestra percepción del sueño como tal puede ser nuestro símbolo de prelucidez. Si anotamos mentalmente estos símbolos especiales, probablemente todo funcionará bien. En el caso de que descubra­mos muchos, debemos apuntarlos para que nos sirvan como futuras referen­cias. De este modo veremos que nuestro vocabulario de símbolos aumenta día tras día.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Tablón de Relatos.






Deja un comentario