¿Por qué olvidamos los sueños?


Hoy sabemos que todos los seres humanos soñamos. Lo que sucede con las personas que dicen no soñar es que sencillamente no los recuerdan.

Cuando una persona que dice no soñar, duerme y se la despierta mientras está en plena fase de movimientos oculares rápidos, casi invariablemente recordará haber estado soñando.

Se han postulado diversas razones para explicar diferencias en la habilidad para recordar los sueños. Según algunos investigadores, la explicación consiste en que algunas personas se despiertan con facilidad durante la etapa MOR, que es la etapa cuando se producen la mayoría de los sueños. Estas personas podrían recordar con más facilidad que las personas que tienen un sueño más pesado.

¿Por qué olvidamos los sueños? Interpretación de los Sueños

Aunque no los recordemos, siempre soñamos.

Una teoría que goza de gran aceptación postula que para recordar los sueños es necesario tener un corto período libre de distracciones inmediatamente después de despertarnos. Si este periodo no se da, la memoria no se consolida.

Por ejemplo, si despertamos bruscamente cuando esté finalizada una fase REM, recordaremos casi perfectamente el sueño. Este es una conversación con nosotros mismos en la que el inconsciente nos enfrenta a problemas, necesidades… que nos implican directamente y lo hace en un lenguaje propio, muy simbólico; aunque algunos símbolos en el sueño sean fácilmente traducibles, otros sólo pueden ser interpretados por la propia persona.

Distintas teorías

Al cumplir 70 años de edad, una persona habrá pasado entre 20 y 25 años dormida, de los cuales unos cinco a seis se ubican en la etapa MOR. En total, es común que durante su vida una persona tenga más de 130.000 sueños.

Califica este Artículo
3 / 5 (2 votos)

Categoría: Interpretación de los Sueños.






Deja un comentario