Reentrada en el cuerpo luego de haber soñado


Cuando ya empieza a entrar la luz del sol por la ventana y es hora de volver a nuestro cuerpo dormido, pasamos por los estados delta y theta hasta el alfa sin dejar de soñar.

Si estamos físicamente descansados, nuestra consciencia puede remolo­near unos instantes en los distintos niveles alfa, lo cual puede ocasionar que cobremos conciencia de que estamos soñando: es lo que se conoce como estado de Iucidez. Aquí sólo permaneceremos unos instantes antes de seguir hasta el estado beta —el punto en el que nos despertamos—, pero también puede suceder que nos quedemos en el estado de lucidez, algo que nos per­mitirá tomar el control de nuestros sueños y decidir dónde queremos ir y qué queremos hacer.

Reentrada en el cuerpo luego de haber soñado Interpretación de los Sueños

Despertarse de estos niveles superiores alfa es sencillo, agradable y no plantea ningún tipo de complicación, ya que el cuerpo onírico está en perfec­to equilibrio y siempre rondando al cuerpo físico, preparado para entrar en él en cualquier momento, siempre, claro está, que nuestro cuerpo se encuen­tre en buen estado y que hayamos dormido lo suficiente.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Interpretación de los Sueños.






Deja un comentario