Rito del olivo y rito del plomo para el diagnóstico de los hechizos


Se tiran tres gotas de aceite en el agua que hay dentro de un plato (para tirarlas se procede de la misma forma que en el rito anterior). Se añade una hoja de olivo bendecida y si al hacerlo el aceite deforma su forma inicial en el agua, entonces se tratará de un mal de ojo.

Rito del plomo

El rito del plomo, más que para averiguar si hay hechizo o no, sirve para librar del hechizo al que lo posea. En presencia del hechizado, se echa plomo fundido en un barreño de agua. El plomo toma formas que son los rasgos del flujo maléfico que molesta a la víctima; estas formas libran unos vapores que expulsan las energías maléficas. Así sólo queda la materia que es el plomo y por lo tanto el hechizo desaparece.

Rito del olivo y rito del plomo para el diagnóstico de los hechizos Hechizos

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Hechizos.






Deja un comentario