Signos del zodíaco chino: Dragón


No hay quien se resista a tu boca de fuego y a tu avasalladora personalidad. Generoso y lleno de vitalidad, para ti la vida es sinónimo de acción y aventura.

Tu personalidad

Excéntrico, dogmático y muy exigente, nunca faltan los admiradores que suelen quedar con la boca abierta ante tu vuelo rasante y decidido. Sin embargo, puedes ser feliz llevando una vida solitaria, porque tu trabajo y tu carrera serán siempre lo más importante para ti.

Por momentos puedes ser tu peor enemigo pues detrás de tu fuerza emprendedora te lanzas sin medir las consecuencias de tus actos. Para ti no existen los grises… si amas, si odias, si te entregas, lo haces con todo tu ser. Cuando asumes una responsabilidad, no te importa llevarla hasta las últimas consecuencias.

Signos del zodíaco chino: Dragón Astrología China

El Dragón vive intensamente. No conoce el fracaso y es venerado por todos.

Tu elemento

Dragón de metal. Hacer justicia es tu principal meta en la vida. Tu fuerza de voluntad supera todos los obstáculos. Honesto y virtuoso, eres muy expresivo, abierto y sincero, pero también crítico y testarudo.

Dragón de agua. Tus emociones a flor de piel pueden jugarte malas pasadas en algunas ocasiones. Tu mayor virtud radica en que eres capaz de hacer a un lado tu ego para lograr el bienestar común.

Dragón de madera. Estás dotado de una naturaleza exploratoria y para ti no hay secretos, ni en el plano laboral ni en el afectivo. Creativo por naturaleza, triunfas en los negocios. Cuídate y cuida a los que amas de tus ataques de ira.

Dragón de fuego. Eres el más competitivo e ingenioso. Cuentas con una gran cantidad de recursos mentales para sacar adelante todos tus planes y tus proyectos.

Dragón de tierra. Si logras apaciguar tus ansias de poder y control, no habrá quien te detenga en la consecución de tus objetivos.

El trabajo y las finanzas

Estás hecho para triunfar. No aceptas la derrota y con tu actitud directa, franca, decidida y temeraria, conquistas lo que deseas. Eres un verdadero almacén de energía y si te enojas, no es nada fácil calmarte. Además, un Dragón enojado no cree en nadie. Exiges de los demás una perfección tan elevada como la que tú mismo te impones. Eres generoso con quienes comparten tu tarea, ayudas a quienes están a tu cargo y repartes las ganancias equitativamente.

Las relaciones

Cuando un Dragón se enamora, lo hace loca y apasionadamente. Tal vez le cueste expresar sus sentimientos, pero como lo suyo es la acción, cuentan sus actos más que sus palabras. En las relaciones en general, puede encapricharse y se niega a aceptar la realidad de la situación, sobre todo en los asuntos del corazón. El amor es el motor de su vida y podría llegar a incinerar a quien ponga en peligro a sus seres queridos.

Muy seguros de sí mismos, los Dragones tienen éxito con el sexo opuesto y difícilmente sientan celos, pues consideran que nadie puede hacerles sombra. Aunque lo saben, necesitan que les digan que los quieren y los admiran.

Compatibilidades

Con una Rata. Puede ser una combinación irresistible, ya que la astucia de la Rata reemplazará la ingenuidad del Dragón, mientras que la fuerza de éste reemplazará la debilidad de la Rata.

Con un Buey. Gran éxito en lo laboral y los mejores frutos en la amistad, ambos se respetan mucho y tienen una buena comunicación. En el amor, pueden surgir problemas porque el Buey vive con los pies en la tierra y el Dragón ama volar.

Con un Tigre. Pasión sin límites, aunque podrían resultar magullados entre tanto fuego y rugidos. Pueden trabajar juntos para lograr un propósito que beneficie a ambos.

Con un Conejo. El Conejo encontrará el refugio y la protección que necesita y el Dragón vivirá feliz al sentir la incondicionalidad y la admiración sin límites del pequeño roedor.

Con otro Dragón. La relación es buena. Dos Dragones pueden entenderse bien, si se unen como un equipo invencible, sabiendo que no deben competir entre ellos para no hundirse mutuamente y neutralizar sus fuerzas.

Con una Serpiente. La Serpiente puede ayudar a calmar los errores provocados por el impulsivo Dragón y aportarle la serenidad suficiente para que aproveche su gran inteligencia cuando sepa detenerse a pensar.

Con un Caballo. La relación es buena, no excelente, pero aceptable y con muchas posibilidades de poder zanjar las diferencias mediante conversaciones. La compatibilidad es moderada y surgen conflictos, pero se resuelven.

Con una Cabra. Es una relación más bien fría y distante. Se toleran poco, pero no chocan porque se respetan. Pueden establecer asociaciones temporales, porque al tiempo aparecerán irreconciliables diferencias.

Con un Mono. La combinación es magnífica, ideal. Entre Mono y Dragón se sentirá la fuerza de una atracción irresistible, ya que a ambos les fascinan las cualidades externas e internas del otro.

Con un Gallo. Exitosa combinación. Pueden establecer lazos muy fuertes y duraderos de amistad y vínculos laborales constantes. En el amor se vaticinan relaciones sólidas y llenas de respeto.

Con un Perro. En lo posible, abstenerse. Priman las desconfianzas mutuas, los gruñidos y fogonazos serán moneda corriente. Puede haber mordeduras de alas o pelos chamuscados.

Con un Cerdo. Entablan una relación cordial y amistosa, aunque nunca muy pasional. Por eso, pueden lograr objetivos comunes en negocios y transacciones comerciales.

Califica este Artículo
4 / 5 (1 votos)

Categoría: Astrología China.






Deja un comentario