Signos favorables en general en la lectura egipcia de cafeomancia


La difusión más allá del mar Rojo de la Cafeomancia surge en los tiempos de los jeroglíficos. En la primera parte de nuestro estudio, hemos precisado que no se trata de signos mágicos, leyendo la taza, sino de interpretar verdaderamente los propios ideogramas y símbolos. Los egipcios añadieron, además de los signos sagrados de los hebreos, de los asirios, de los caldeos y de los arameos, otros signos sacados de su propia simbología. Podremos, pues, encontrar signos favorables en general, que se interpretan en relación con el pasado y el futuro, el corazón o los negocios, el dinero y el trabajo, según cuál sea la zona de comparación del signo en la taza de café.

Signos favorables en general en la lectura egipcia de cafeomancia Leer el Café

Un signo verticalmente alargado, como de candela, que va hacia el borde da la taza, o signos parecidos. Tienen un significado de oración; pero con la palabra oración no se entiende con decir que alguien está rezando por nosotros, pero sí que alguien nos aprecia, nos tiene consideración y un gran afecto. Que habremos tenido o tendremos (según si el signo aparece en el pasado o en el presente) su apoyo incondicionalmente.

Signos favorables en general en la lectura egipcia de cafeomancia Leer el Café

Una línea, también aparecida con intervalos, que recorre el borde de la taza, ya sea en la parte interior como en la exterior, significa que hemos hecho o haremos un viaje, más o menos largo, según la longitud de la línea. Sin embargo, puede tener, también, un significado moral: «largo viaje para alcanzar algo, largo trabajo, cansancio, intento o labor para alcanzar una finalidad o conquistar una persona».

De los jeroglíficos, los egipcios extrajeron símbolos con un particular significado. En la lectura de la taza de café, se debe tener en cuenta para su interpretación, que el jeroglífico es consonántico, es decir, le faltan las vocales, y nadie nos puede decir cómo vocalizaban los egipcios; por lo tanto, ahora sería posible escribir a Cleopatra con jeroglíficos, pero no podríamos hablar con ella, puesto que es desconocida la forma con que los egipcios pronunciaban las vocales entre una y otra consonante.

Para comodidad en la lectura, los estudiosos han insertado la vocal e entre las consonantes impronunciables y, de hecho, esta e convencional aparece entre paréntesis en las traducciones jeroglíficas. Una vez descubierta la clave de los jeroglíficos, fue posible interpretar correctamente todos los escritos egipcios.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Leer el Café.






Deja un comentario