Soñé como era la cárcel del infierno bajando unas escaleras


Había un señor, que te mostraba la realidad dónde las almas pecadoras tiene su lugar, pudiendo uno experimentar y ver había una puerta de madera como de la era medieval amarilla con puntos rojos (como si fuera sangre salpicada) cuando se abre bajas unas escaleras de caracol muy profundas (con el mismo aspecto de color que la puerta y material de madera) estaba alumbradas por una luces amarillas.

Cuando bajabas te encontrabas con el ángel demonio que te decía que ahí ó así guardaban a las almas del inframundo, lo cual el ambiente te inspira mucho temor hacía recordad todo lo que en tú vida habías hecho desde lo bueno hasta lo malo, hacía adentro mucha calor cuando y todo estaba lleno de salpicadura de sangre, cuando subías te llenabas de un sentimiento de comprensión, como si entendieras que el alma o las almas que guardan sufrieran mucho, sin siquiera ser lastimadas, pues el fondo era muy compacto.

Al llegar al final de las escaleras y con ese sentimiento de comprensión de las alma, el mismo señor me muestra varias entradas de esa puerta ubicadas en el todo el mundo. Enseguida una persona atrás de mí comentó: – Como si en verdad mente existiera no creerás esas charlatanerías o si, y tratando de callarlo por temor que el señor se enojase con nosotros.

Al final me dio mucho miedo que mi mente creó la situación de que el señor nos dio una conferencia en la escuela de como se ve el inframundo.
Como tratando de darnos una lección comprensiva de las almas que sufrían.

Alejandro Cruz Cordero

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Tablón de Relatos.






Deja un comentario