Soñé con comunicación entre dimensiones


En aquél sueño viajaba con mi madre era una tipo excursión puesto que al parar el bus los pasajeros comenzaban a bajar, al parecer mi madre bajo primero intente hablarle pero solo veía como se adelantaba con personas que al parecer ella conocía así que decidí no molestarle tomando mi propio camino al observan detenidamente el panorama.

Me pareció reconocer el lugar pero en condiciones pasadas o futura puesto que la cuestión era decadente parecía un lugar debastado seniso por la tierra pero todo tenía un color vivo el sol, la tierra he incluso las personas.

Tiempo después recuerdo seguir caminando entrar a una institución que parecía la sala de espera de un hospital pero esta se encontraba abandona y solitaria su color retornoba entre un blanco opaco, las sillas como el cartel de salida y la puerta por la cual recuerdo haber entrado eran de color negro intenso al caminar una distancia muy corta recuerdo ver a un chico sentado en el suelo detrás de una de las dos columnas de sillas negras.

Detrás de el podía verse un pequeño recuadro que encerraba una área verde con muros de cristal albergaba luz y color lo único que parecía con vida en aquél lugar, este chico tenía una apariencia de unos 17 a 20 años era de complexión delgada, color de piel blanca, cabello negro largo este ocultaba el contorno de su rostro así que tal es desconocido para mi hasta ahora, se encontraba dibujando un ave al investigar más a fondo me entere que a esta ave se le es conocida como: ruseñor.

Al instante que lo note arrebate su boseto de las manos lo abrete con tales fuerzas pude sentir un gran dolor como tristeza que al momento llegaba a mi una sensación de seguridad y confianza de tal forma que este se convirtió en un delfin de peluche, sonara ilógico pero de cierta forma me encontré besando a aquél chico pude sentir la textura de sus labios eran delgados pero fríos, una sensación inexplicable.

Al poco rato recuerdo que ya no nos encontrabamos en aquél lugar sino en mi hogar en pocas palabras sentí aquél chico como algo más que un simple tipo, recuerdo conversar con el pero no sobre que temas realmente veía a mi familia pasar traslúcidamente es decir: podía verles, pero no hablarles.
Hubo un momento en el cual sucedió un acontecimiento emocional puesto que me encontraba frente al espejo de mi estancia con aquél chico podía observar a tráves del reflejo como recorrían sus manos ciertas partes mi cuerpo, estando la situación tan bien sucedió lo más impactante que pude haber presenciado.

Aquél chico dijo: debo irme no puedo quedarme, desconcertada yo pregunté el porque al instante una obscuridad absoluta inundo el lugar formando en pocas palabras el umbral que suelen ver las personas recién fallecidas de color blanco pero este era de color negro, el chico forzado a irse se dirigió a mi y exclamo: debo partir, el tiempo se a acabado, recuerda no estaras sola siempre estaré contigo cuidándote mientras se alejaba pude notar como un ente de misma oscuridad obligaba a este chico a desvanecerse he ir con el al marcharse recuerdo regresar al mismo lugar dónde era perseguida por seres de siluetas obscuras con un objetivo en común alcanzarme.

Al minuto desperté llorando por tal maravilloso sueño había tenido desde ese entonces jamás lo he vuelto a soñar va a cumplir 2 años en noviembre.

En lo personal para mi fue una ezperanza de vida es decir en esos momentos me encontraba en una situación difícil tales eran las emociones que experimentaba al mismo tiempo que llegue a tomar el suicidio como una opción y esto me detuvo a no continuar.

Si a esto le sumamos que un año atrás fui a curarme espirutualmente y resulta que el sanador exclamo que yo no había llegado sola que este ser susurraba cosas a mi oído y yo le conocía, cuando no era así.

Busco respuestas, espero y exista una explicación a todo esto.

Océane

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Tablón de Relatos.






Deja un comentario