Soñé con una historia de amor y engaño


Mi sueño comienza por la noche, planeando reunirme con mis amigos y algunos familiares, cuando me encuentro con el chico que me gusta (le pondremos Alejandro) por casualidad, cuando nos vimos, él se encontraba comprando cerveza, porque al parecer el tendría una pequeña reunió con sus amigos, para tomar y platicar, cuando nos acercamos, Alejandro me abrazo y me beso, me dio un poco de vergüenza porque, al voltear con mis amigos se sorprendieron de que él hiciera eso.

Le dije a Alejandro, que si quería acompañarnos, ya que nosotros tendríamos una pequeña fiesta en mi casa y que estaba invitado, él accedió y nos fuimos a mi casa.
Cuando estábamos en mi casa, Alejandro estaba muy al pendiente mío y yo estaba como nerviosa de lo que pudiese pasar, porque cierto integrantes de mi familia estaban en esa fiesta, y Alejandro de vez en cuando me abrazaba y me besaba cariñosamente; minutos después decidí ir al baño porque note que algo estaba pasando en el lugar, cuando llegue me sorprendí de que el baño estaba todo sucio y tapado, me puse a limpiarlo hasta que quedo impecable y en funcionamiento.

Ya estaba haciéndose demasiado noche, cuando Alejandro estaba con unos amigos míos y dijo que en un rato más se dormirían, yo los deje y dormí; al día siguiente era un escándalo, todos querían desayunar y nadie quería hacer el desayuno, así que me puse a preparar con unas amigas el desayuno de todos, minutos después, decidí salir a ver como estaba Alejandro, él y unos amigos estaban dormido todavía sobre un trampolín, cuando me acerque a Alejandro, me miro y me abrazo y me apretó y al final me dio un beso muy cariñoso, yo me apene un poco, pero esta vez no me importo, pero percate que había integrantes de mi familia que nos miraba y mencionaron, que ese chico les parecía bueno para mí.

Se juntaron en el patio, en una mesa grande a desayunar, me despedí de Alejandro para ir al interior de la casa y cuando di unos pasos volteé a verlo sin detenerme, y una chica que estaba enseguida de él, se le sentó encima y el la recibió y se empezaron a besar enfrente de todos, yo no me detuve, pero me sentí muy mal y minutos después me puse a llorar y abrazar mis piernas completamente sola.
Al parecer paso tiempo en mi sueño, porque aparecí en un salón de clases, dónde se encontraban algunas amigas y estaba Alejandro, pero tenía la sensación de que no quería ni verlo, ni mucho menos hablar con él. El profesor llamo a Alejandro, para que pusiera un ejercicio para resolver como un acertijo, cuando el empezó a decir de que se trataba el problema, sentí que el acertijo era directo para mí, como que lo eligió para que batallara y me enojara o quererme fastidiar el día. Con la ayuda de mi amiga logre descifrar el problema y básicamente le presumí que no pudo lograr su objetivo. Minutos después el me miró fijamente y me hizo señas como si me hablara, yo accedí a hablar con él y nos apartamos a un patio que estaba solo, el empezó diciéndome un nombre, yo le conteste “jamás le pondría ese nombre”, Alejandro se enojo y me dijo “sé que si existe, dime ¿Dónde está? ”, yo le mencione que en un campamento pero que nunca le diría dónde, él dijo otro nombre diferente, y yo conteste “tampoco lo llamaré así”, Alejandro se molestó más y en lo que se marchaba le comente “no es un nombre son dos nombres los que tienes que decidir”….
Y en ese momento desperté…

Karei

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Tablón de Relatos.






Deja un comentario