Soñé que Dios me abrazaba y me decía que todo iba a estar bien


Soñé que yo era una pordiosera y llevaba un enorme mochila vieja en mis hombros, pesaba tanto que no podía ver más que mis pies… No podía pararme recta… De pronto me vi en una hermosa playa dónde estaba Dios y el me quitó la mochila y sacaba unas cajas de madera y cuando las abría salían palomas blancas y así fue sacando todas y las palomas se llevaron la mochila…

Fue ahí que pude enderezarme y poder ver a Dios quién me abrazó y sentí el amor más grande que nunca había sentido.. El me decía que todo iba a estar bien. Aunque no me hablaba era como telepatía y luego me desperté llorando de tanta emoción. Fue el sueño más hermoso que he tenido y recuerdo claramente cada detalle. Una playa muy hermosa. Tranquila casi sin olas. Era el atardecer más bello y sentí una paz sin igual. Sentí un amor que no puedo describir.

Indigo74

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Tablón de Relatos.






Deja un comentario