Soñé que intentaban entrar en mi casa


No recuerdo bien el sueño, pero era una pesadilla. Soñé que estaba en mi casa y veía mucho mi puerta. Era de noche y estaba sola. Todo como si realmente no me hubiera ido a dormir, yo sola en mi casa de noche, la luz del baño y sala prendidas, mis dibujos sobre la mesa, todo era muy vivido y real en detalle a comparación a cuando me había ido a acostar.

Había pasado un rato y por alguna razón realmente no dejaba de mirar la puerta. Sentía como. Si algo. Estuviera del otro lado. Tenía miedo. Entonces mire por el agujero y había alguien. Ahí parado observando la puerta esperando a que le abriera. Me asuste y la adrenalina del miedo lúcido me invadió al punto de que en verdad todo se sentía tan real.

Rápidamente le puse llave a la puerta; las llaves parecían blandas, como derretirse mientras las giraba, temblaba tanto que cuando trato de darle todas las vueltas de me salió. Fue entonces cuando por la ranura de la cerradura de la puerta de mi casa vi un ojo, muy saltón, grande, bien abierto, no se si verde o celeste, parecía de mujer por sus pestañas largas. Grite de horror y me eche para atrás, entonces desperté.

Estaba despierta pero no podía moverme, luchaba por tener movilidad, como si algo estuviera por dañarme si no me movía, ni los párpados podía abrir. Cuando desperté me sentí algo mal, me dolía la espalda y estaba aterrada. No pude dormir hasta que salió el sol; sentía que me veían y observaban.

Aylén

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Tablón de Relatos.






Deja un comentario