Soñé que me hundía en el barro


Iba caminando por un potrero. Paraba y mis pies se hundían en barro. De pronto algo me helaba y me tumbaba y terminaba con los pies hacía adelante, flotando en un río de barro. La corriente me arrastraba y yo sabía que no podía sentir pánico aunque sí me afanaba la idea de a dónde iba a llegar o si me iba a ahogar. No me ahogaba. Veía el agua a mi nivel como cuando una cámara filma en todo el borde de lo que hay sobre y bajo el agua.

Pero no me hundía, ni me sentía mojada. Veía solamente las copas de los árboles, como pinos, en el horizonte. Trataba de agarrarme de las ramas de los árboles pero era imposible y seguía dejándome arrastrar por la corriente. Sabía que no podía ir en contra de ella sino dejarme llevar. De pronto algo me haló hacía arriba y salía flotando como si me llevaran colgada de una nave o algo así. Luego, bajé a un terreno sólido y volvía a poner mis pies secos en el piso.

Ana

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Tablón de Relatos.






Deja un comentario