Soñé que me perseguían y ya no sabía dónde esconderme


Me perseguía un joven blanco de pelo negro, yo no lo conozco, no se veía malo pero tenía miedo que me persiguiera y no paraba de perseguirme, bajaba corriendo unas escaleras de madera y entrabamos a un lugar como si vendieran muebles de madera pero los muebles de madera tenían como muchos collares brillantes, yo trataba de esconderme dentro de un ropero pero no podía porque adentro había entre paños en dónde no cabía una persona, cierro las puertas del ropero y lo más rápido me tuve que esconder atrás del ropero, me hice chiquita, me puse en cuclillas y cerre mis ojos a manera de que el no me encontrara, pero yo alcanzaba a escuchar sus pasos, que venían hacía mi, yo solo esperaba a que viniera por mi.

Yo me resguardaba en un cuarto con una puerta de madera y el forzó la puerta de madera y entró como muy molesto.

Celia Luz

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Tablón de Relatos.






Deja un comentario