Soñé varias veces con un chico que no conozco


Últimamente veo una persona en algunos sueños, generalmente son los que más recuerdo, y su parte creo que es la más lúcida o en la que más consciente me siento. (Aún si generalmente mis sueños siempre son lúcidos, estoy consciente de que no son reales y puedo sentir emociones).

Es un chico, lo sé aunque no pueda ver su cara, lo veo de reojo, nunca directamente, pero sé que siempre es el mismo; Es castaño y más o menos alto.

En el primer sueño que lo vi, que fue el más significativo o raro hasta el momento, creo yo, apareció más bien en el final, pero en ese momento estaba tan concentrada quejándome de otra cosa rara que había pasado anteriormente que realmente no me di cuenta de quién era. Cuando paro a darme cuenta que es un sueño (porque estaba mi abuela y ella falleció hace tres años, también mi abuelo no necesitaba su andador, y ninguno de los dos hacía nada más que verme y sonreír de una manera rara), veo que no estaba más (él se encontraba en la silla de la punta opuesta de la mesa, la más alejada de dónde estábamos mis abuelos y yo, dónde nadie se sienta a no ser que no haya lugar).

Cuando comencé a sentirme desesperada, teniendo una crisis en el piso, y notando que todo se volvía más oscuro, de reojo volví a notar que estaba ahí, solo que esta vez estaba parado al lado de la puerta mirándome.
En ese sueño llevaba una remera roja.

En el segundo sueño, que apareció hace poco, fue algo más inusual.
En este sueño había una tormenta (a las cuales les tengo una gran fobia), recuerdo una fecha, algo como 7 de abril. Luego de la tormenta, había una caja de gatos de muchos colores bonitos y pelaje largo y sedoso, pero uno especialmente llamó mi atención entre todos; uno blanco y negro, ni cachorro ni adulto, con pelo corto, pero el blanco era realmente brillante y pulcro a pesar de ser un gato abandonado o callejero, y tenía los ojos realmente muy claros, un celeste tan claro y brillante que parecía blanco. Pensé que estaba ciego por el tono de sus ojos, pero me miraba fijamente, estaba sentado, no hacía nada, solo me miraba, pero por alguna razón me sentí como en un trance.

Luego mi familia puso a este gato en una caja y se desesperó mucho, porque tanteaba con sus patas pero siempre chocaba con las paredes de la caja, por lo que quizás sintió que estaba atrapado, y mi familia comenzó a reírse de él, y yo lo encontré divertido, tierno, al principio, pero luego me entró una gran pena y lo levanté para sostenerlo en brazos aunque el resto me tratara de “aguafiestas”.

Luego de eso recuerdo estar yendo ya cerca de ser de noche a una universidad (aunque yo aún voy a secundaria inferior) con un chico con el que hablaba animadamente, su voz se me hacía realmente agradable, pero no pude verle la cara en todo el momento. También recuerdo que íbamos agarrados del brazo como amigos y hablando felices, riendo.

Al entrar en la universidad vi escaleras blancas, la luz era algo amarilla, y la estructura parecía más la de una casa; detrás de las escaleras, los compañeros que mejor me caen de mi curso estaban sentados y hablando, uno de ellos (al que más aprecio de los que recuerdo dentro del sueño) me ve y se levanta, en ese momento ya no siento la presencia del chico con el que estaba y no conozco. De repente parece que tengo un tipo de rivalidad con mis compañeros, pero especialmente con el que se levanta y me “saluda”.
En este sueño el chico llevaba una remera gris oscura verdosa, creo, y sentí que estaba relacionado al gato, como si se hubiera convertido.

Y la última vez que lo vi en mis sueños fue la noche pasada.
Estaba en un hotel con mi padre por alguna razón, y a pesar de que ese sueño parece transcurrir en su mayoría durante una mañana nublada, al chico lo veo de noche; estábamos caminando hacía el patio del hotel, nuevamente los alrededores/interiores del edificio eran blancos y con una luz amarillenta, y el exterior/patio estaba bastante oscuro pero parecía cálido. Esta vez estábamos nuevamente hablando animadamente, pero estábamos solos, y parecía un poco más alto, pero estoy segura de que era él. Me sentía cómoda, extrañamente, y relajada.
Esta vez creo que tenía una remera azul, pero parecía algo rara su actitud.

Parece que siempre aparece de noche y cuando no hay nadie o nadie le presta atención.

Min

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Tablón de Relatos.






Deja un comentario