Sueños y arquetipos


El psiquiatra suizo Carl Jung dio un paso más en el significado que los sueños tienen en nuestras vidas, otorgándoles un sentido más úniversal.

Otro notable investigador de los sueños fue Carl Gustav Jung (1875-1961), psiquiatra suizo y antiguo colaborador de Freud.

Jung, al igual que Freud, analizó los sueños de sus pacientes con el propósito de explorar áreas de la mente que de otro modo sería imposible alcanzar. Al igual que Freud, explica que los sueños son altamente simbólicos. Son un intento de la mente inconsciente de balancear las ideas y las percepciones de nuestra mente consciente. Los sueños cumplen una función equilibradora y a la vez complementaria del consciente, ya que transmiten los elementos que le faltan a este último para comprender una situación, un estado de ánimo o un estado mental o espiritual.

Sueños y arquetipos Interpretación de los Sueños

Sueños compensatorios. Una función básica del sueño según Jung es la de compensar lo que no hacemos en vigilia. Es un equilibrador psíquico natural, se produce automáticamente, como todos los mecanismos de autorregulación (sean psíquicos o biológicos). Gracias a estos sobrevivimos psíquica y físicamente.

Sueños complementarios. Completan y redondean nuestras perspectivas o puntos de vista cuando estos son muy estrechos o cuando no hemos tomado en consideración ciertas ideas o aspectos de la realidad.

Sueños arquetípicos

A diferencia de Freud, quien atribuye los sueños a deseos infantiles e inaceptables, Jung entiende que éstos se originan en imágenes o patrones de pensamiento innatos y de significado universal a los cuales llama “arquetipos”.

Los arquetipos no provienen del inconsciente individual sino de un inconsciente colectivo, es decir, común a toda la humanidad.

El inconsciente colectivo, de acuerdo con Jung, está compuesto de todos aquellos pensamientos, sentimientos y memorias producto de la historia y experiencia colectiva de la humanidad y, como tal, son compartidos por todos los seres humanos. Los arquetipos se presentan en los sueños en forma de símbolos universales, no para ocultar su verdadera naturaleza, sino porque es la única manera en que pueden expresarse. Dos de los símbolos arquetípicos más comunes son el mandala y la cruz.

Algunos arquetipos

A modo de ejemplo, te presentamos tres arquetipos que pueden aparecer en los sueños con sus significados según la concepción de Carl Jung.

La sombra

Es el aspecto de nuestra naturaleza que todos los seres humanos solemos mantener oculto. Es nuestro lado agresivo, oscuro y malevolente que causa dolor y discordia; nuestros Instintos más bajos. La sombra a menudo aparece en los sueños como una figura negra y amenazante, o puede ser un intruso sin rostro si el durmiente aún no ha reconocido este lodo oculto de su naturaleza.

Animus/Anima

En los sueños podemos encontrarnos con nuestros opuestos arquetípicos. Para las mujeres, significa afrontar la energía masculina, llamada animus, y para los hombres, la energía femenina, el ánima. Cada uno de nosotros posee ambas dimensiones, masculina y femenina, y uno de los retos de nuestra vida consiste en aceptar ambos aspectos para poder convertirnos en individuos equilibrados.

Persona

Es la máscara que nos ponemos para desarrollar distintos papeles en diferentes situaciones sociales. Cuando soñamos, es posible que nos sintamos heridos ante una crítica o rechazo. Jung resalta la importancia de no confundir nuestro papel con la persona que está debajo de la máscara.

Califica este Artículo
3.50 / 5 (2 votos)

Categoría: Interpretación de los Sueños.






Deja un comentario