Superstición de la alondra


Una cruel tradición sostiene que las alondras enjauladas cantan mucho mejor, si se ciegan con una aguja candente… Probablemente, proviene de esta horrible costumbre el aura de misterio que rodea a estos dóciles pájaros. Para algunos, escuchar su canto recién levantados es una buena señal. Sin embargo, las cosas irán mal si las campanas suenan inmediatamente después del canto de las alondras.

Superstición de la alondra Supersticiones

Leonardo da Vinci escribió que si una alondra se posa en el cabezal de un enfermo se puede saber la suerte del mismo observando los movimientos del animal: si mira al enfermo, la curación está cerca, si, en cambio, no lo mira, el fin está próximo.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Supersticiones.






Deja un comentario