Superstición de los zurdos


Antiguamente se decía que traía mala suerte encontrarse con un zurdo, porque era una figura sospechosa de estar relacionada con el demonio. Hoy en día las cosas han cambiado, pero todavía existe cierto recelo hacia los que utilizan la mano izquierda con la misma habilidad con que los demás utilizan la derecha. «Nínive, la metrópolis donde viven más de ciento veinte mil personas que no distinguen entre la mano derecha y la izquierda». Por este versículo del Libro de Jonás nos damos cuenta de que la división entre zurdos y diestros es historia antigua. Probablemente, la discriminación entre los dos miembros estaba ya muy difundida en el pasado, destinada a provocar reacciones y comportamientos que son, en gran medida, un misterio para nosotros.

Superstición de los zurdos Supersticiones

Los zurdos menos jóvenes recuerdan todavía con angustia los años de escuela en los que se llegaban a utilizar medios coercitivos (la mano izquierda atada a la espalda) para conseguir que el niño usase la derecha. Ser zurdo no ha sido nunca fácil, siempre ha constituido un elemento de «alteridad», significaba ser diferente, incluso un poco especial, en cierto modo más cercano a la esfera de lo diabólico. Son características las informaciones que derivan de algunos procesos de brujería. Efectivamente, i ser zurdo constituía para los acusados una señal más de su vinculación con Satanás!

El camino que debe recorrerse para eliminar las barreras culturales que rodean todavía a los zurdos es largo. Tomemos, por ejemplo, su etimología. Zurdo tiene origen en la palabra vasca zur (avaro, agarrado) y en las portuguesas Burro, churro, churdo (ruin, vil, sucio). En el lenguaje corriente, zurdo y siniestro son adjetivos utilizados predominantemente con tono negativo: actuar a las zurdas, una atmósfera siniestra… Por el contrario, realizar algo con habilidad es señal de «destreza».

La oposición fundamental derecha-izquierda es un motivo recurrente en la tradición religiosa y hay además quien sostiene que los anillos deben llevarse en la mano izquierda porque «exorcizan» el poder negativo de esta mano. Una forma de superstición que, más prosaicamente, podría tener origen en la necesidad de dejar libre la mano derecha dedicada a las labores manuales.

Cuando Robert Hertz (18821915), importante estudioso de la escuela sociológica de Marcel Mauss, escribió el famoso ensayo La preeminencia de la mano derecha. Estudio de la polaridad religiosa, existía todavía hacia los «siniestros» una actitud de rechazo. Hoy las cosas han cambiado mucho, pero la pregunta no ha encontrado todavía respuesta y, por el momento, las ciencias no han conseguido comprender por qué el hombre decidió escribir y trabajar con la mano derecha. Hasta que la cuestión no esté resuelta los zurdos seguirán siendo los «otros», con sus clubs y su misterio.

El club de los zurdos

Por si las moscas, es mejor estar en guardia, y los zurdos han elegido unirse para ser más fuertes. Por eso, en varios países han surgido los «Clubs de zurdos». Entre sus tareas programadas se cuentan crear una sociedad en la que los zurdos tengan igualdad de oportunidades, favorecer el conocimiento de los zurdos entre el público para acabar con la discriminación, informar a profesores y padres de zurdos sobre cómo favorecer el aprendizaje sin perder la confianza en sí mismos, ayudar a los zurdos a manejarse en la vida más fácilmente, animar a los fabricantes a que diseñen accesorios para la mano izquierda.

Con este fin, los clubs cuentan a menudo con pequeñas tiendas donde se venden objetos creados para los que usan la mano izquierda: sacacorchos, abrelatas, pela-verduras, plumas estilográficas, cuchillos de cocina, reglas y metros, sacapuntas, cacerolas, etc. Objetos indispensables en los que los «diestros» no piensan. Si nos preguntamos yen qué se diferencia, por ejemplo, un cuchillo para zurdos? Cuando se corta con un cuchillo de cocina, el movimiento natural de la mano empuja el lado cortante del cuchillo hacia dentro, hacia el centro del cuerpo. Muchos cuchillos tienen el filo aserrado lateralmente lo que ayuda a contrastar este efecto, permitiendo un perfecto corte vertical. Un cuchillo «normal» está aserrado por el lado izquierdo de la hoja para permitir este efecto; el cuchillo para zurdos está aserrado por el derecho. Pero los objetos especiales pueden ser muchísimos, desde los instrumentos de cocina hasta el boomerang…

«Grandes científicos y artistas fueron zurdos» aseguran en los clubs, donde a menudo destaca un retrato de Leonardo, utilizado como emblema. Y también fueron zurdos, entre otros, Nietzsche, Goethe, Beethoven, Chopin y Paganini.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Supersticiones.






Deja un comentario