Superstición del pelo


Hay numerosas supersticiones en torno al pelo. Se aconseja no dejar abandonados los mechones cortados, porque podrían utilizarse en la magia y hechicería. Lo ideal sería quemarlos y luego dispersar las cenizas. Una creencia campesina afirma que si los cabellos cortados fueran cogidos por las ratas para fabricar su nido, el desafortunado poseedor estaría destinado a sufrir fuertes jaquecas hasta enloquecer.

Una antigua creencia ha creado una ecuación: cantidad de cabellos = cantidad de fuerza, como indica la figura bíblica de Sansón. Por el contrario, la falta de cabello se ha solido considerar siempre como una señal de debilidad. Incluso las técnicas de la medicina popular para conseguir que el pelo crezca de nuevo no van más allá de la superstición y, en general, no presentan resultados milagrosos.

Superstición del pelo Supersticiones

Contra las canas no hay nada que hacer. Arrancarlas en cuanto salen no sirve porque, por cada pelo arrancado, crecerán otros siete. No hay piedad para los pelirrojos. Es más, en el pasado eran considerados adoradores del diablo. Durante la persecución de brujas, muchas personas fueron acusadas de mantener relaciones con Satanás sólo por esa insólita particularidad. Todavía hoy hay quien cree que los pelirrojos son mucho peores que los demás.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Supersticiones.






Deja un comentario