Una visión mas científica de los chakras y la energía psíquica


El funcionamiento de todo el cuerpo humano está controlado por el sistema cerebroespinal, y los centros psíquicos están localizados en este sistema. Durante muchos siglos este conocimiento ha sido transmitido por la tradición tántrica hindú, que da a esos centros psíquicos el nombre de chakras. Se piensa que para que haya un funcionamiento equilibrado debe existir una adecuada armonía entre los dos cerebros: el superior (organismo de la conciencia) y el inferior (sede de la mente subconsciente). Los estudios modernos realizados sobre los cerebros superior e inferior hacen referencia a un conflicto interno entre ambos, relacionando dicho conflicto con pautas conductuales que se ven afectadas por él. Dichos estudios se refieren también a una dicotomía básica de la naturaleza f humana.

Una visión mas científica de los chakras y la energía psíquica Los Chakras

Dicotomía que se sustancia por la presencia de los hemisferios gemelos del cerebro. Nosotros, en cuanto que seres humanos, habitamos en esta dualidad y somos víctimas de interminables problemas y complejos. Para resolver esta dicotomía, la solución más práctica y plausible aplicable hasta ahora parece estar en la unión entre el cerebro superior y el inferior, y entre sus hemisferior derecho e izquierdo. Se obtiene la unión equilibrada mediante un trabajo constante con los cuatro componentes. Por tanto, es un requerimiento básico el estudio sistemático de la naturaleza humana: un estudio de las actividades y funciones del organismo humano.

Muchas investigaciones científicas se han basado en el estudio de cuerpos muertos o enfermos que no revelan datos vivos o saludables. De una manera global, mediante las antiguas ciencias del tantra y el yoga se han realizado estudios del organismo humano. Los resultados de la investigación con organismos saludables no se han correlacionado todavía ampliamente con los experimentos y exploraciones de la medicina occidental. Recientemente, desde luego, se ha dado una mayor aceptación y una más amplia aplicación del ejercicio y el control respiratorio en las técnicas postoperatorias y en la medicina preventiva, medidas que han sido traducidas directamente de las tradiciones tántricas y yogui, adaptándose con éxito para el beneficio del hombre moderno. Con el fin de alcanzar una comprensión completa de la humanidad, hay que examinar totalmente las dimensiones psíquicas y no sólo las físicas.

Se piensa que el sistema con el que se obtuvo por primera vez la unión trascendental es el yoga. La palabra yoga deriva de la raíz sánscrita yuj, que significa «unir», «añadir». Si se considera en este nivel físico grosero, esta unión se da entre la conciencia individual y la conciencia cósmica (es decir, el alma con Dios). El yoga representa un método práctico. un sistema que crea el estado de unificación de los dos: los procesos mentales y la conciencia. El yoga se basa en ejercicios y disciplinas particulares por medio de los cuales cualquiera que desee seguir el sistema prescrito puede obtener la unión. De acuerdo con ese sistema, la conciencia individual es una expresión parcial de la conciencia cósmica, la realidad divina, la fuente, el sustrato del universo manifestado. En esencia, la conciencia cósmica y la individual son la misma, pues ambas son conciencia e indivisibles.

Pero están separadas por la subjetividad, y tras la solución de esta subjetividad, la «esencia» o conciencia individual. se disuelve, teniendo lugar la unión. La comprensión de la propia naturaleza divina permite la liberación de la trampa de la naturaleza animal, que es lo que produce la subjetividad y la visión limitada. En el lenguaje del yoga, se le da el nombre de «trampa mental». En la psicología moderna, el término mente se utiliza en un contexto totalmente distinto. Aquí denota el aspecto funcional del cerebro, responsable del pensamiento, la volición y los sentimientos. El cerebro es una realidad material y la herramienta de la mente, pero la propia mente no es materialmente real.

Los científicos modernos se han comprometido en la búsqueda de una realidad no material en el cerebro material y sus hemisferios gemelos. Buscan la psique. El núcleo de la sabiduría antigua arroja una gran luz sobre este tema y tiene mucho que ofrecer en el campo si se vuelve a investigar y correlacionar adecuadamente. En las esferas de la psicología moderna y la ciencia médica actual se entiende en cierta medida esta verdad. Y en esa medida, se está investigando el conocimiento antiguo, mientras algunos científicos trazan las primeras correlaciones entre esta verdad y sus propias observaciones.

Califica este Artículo
2.50 / 5 (2 votos)

Categoría: Los Chakras.






Deja un comentario